Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

23 de julio de 2017

El más que descarnado resumen de la pantomima española



España es una nación surrealista, en donde la máxima autoridad del estado es el resultado de una larga tradición de matrimonios entre primos porque un más que lejano antepasado ganó una guerra con ayuda de su tío el famoso Rey Sol. 


Y para continuar esa larga tradición de despropósitos basados en el mero ayuntamiento carnal entre familiares, resulta que el último Borbón acude al monasterio de Liébana a besar el Lignum Crucis, que según la más que mentirosa tradición católica es el fragmento más grande de la Santa Cruz, que ni fue santa ni existió ya que es más que probable que tampoco existiera el nazareno milagrero. Y para más inri resulta que ese trozo de madera fue "encontrado" por  el que luego fuera santo, el pobre alucinado de Toribio de Astorga nada más y nada menos que 4 siglos después de unos hechos que nunca tuvieron lugar. ¡Todo un despropósito a la altura del cuento de Caperucita Roja!

Pero hete aquí que en este desgraciado país seguimos anclados a la más oscura, supersticiosa e ignorante antigüedad. 


2 comentarios:

  1. Lo que sé de política gracias a los noticieros como a tú labor de bloggero es que status es y será status no importa cómo se míre a la política. ¿Será que uno de los presentes se preguntó en su cabeza si es que hay algo de evidencia arqueológica que respalde aquel risible acto frente a ojos que podemos considerar del siglo XXI?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo de una noticia, que se armó la grande porque una diputada comunista que presidía una asamblea no dijo "En el nombre de Dios se abre esta sesión".

      Uno de derecha dijo que no le importaban las increencias de ella, pero que el protocolo debe ser respetado.

      Y sí, claro que hay personas que se preguntan por la evidencia, pero son creyentes por tradición, no muy convencidos que digamos. Lo disimulan. Les preocupa más guardar las apariencias.

      Eliminar