Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

9 de junio de 2017

Poner en peligro y aterrorizar a tu propio hijo sale gratis si eres un idiotizado creyente

El problema de los aborregados creyentes es que no sólo viven idiotizados, sino que además quieren que sus hijos crezcan con similares taras mentales a la suya, incluso poniendo en riesgo y traumatizando si es necesario a tu vástago para conseguir el "favor" de una estatua de escayola.


Y quizás uno de los mejores ejemplos de este trato negligente y hasta dañino hacia los propios hijos se refleja en toda su crudeza en la peregrinación al Rocío, en donde padres imbecilizados se atreven a llevar a su hijo de pocos años a un tumulto de dementes, en donde a empujones y empellones logran la patética hazaña de colocar al aterrorizado vástago a los pies de un estatua de escayola.



¡Vamos, para quitarles directamente la custodia y pensarse muy seriamente en proceder a su esterilización en bien de sus más que maltratados hijos y de toda la Humanidad!

2 comentarios:

  1. Saludos a todos.
    Aunque escribo por primera vez estoy siguiéndote ya un tiempo.

    Cada vez que veo estas imágenes de irracionalidad mística me pregunto cuando llegará el día en que la sociedad la supere y la recuerde como un pasado ignorante.
    Lo que dirán nuestro nietos de esta generación...

    ResponderEliminar
  2. Lo de las épocas que se vienen está como para ponerse preocupado de la presencia de religión y publicidad invasiva en Internet. Menudo recuerdo que estos primeros años de siglo XXI serán para los libros gordos y discos duros. Lo de los medicamentos tiene sus complicaciones en la parte de vidas a salvar...lo que se viene es para admitir que a veces vivimos en South Park.

    ResponderEliminar