Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

3 de junio de 2017

El Arca de Noé explicado a los creyentes



Una de las grandes preguntas sobre la Humanidad, es como seres dotados de un gran cerebro son capaces de tragarse sin inmutarse los absurdos mitos inventados hace milenios por unas personas que si vivieran hoyen día serían considerados en la práctica casi como deficientes mentales.

El siempre blasfemo Jim Jefferies explica en este breve vídeo una de los más estúpidos relatos que ha dado lugar la siempre alucinada religión: el caso de Noé y su arca.
http://tu.tv/videos/el-arca-de-noe-explicado-a-los-creyentes

1 comentario:

  1. En cuanto a cómo es que seres con cerebro se tragan los mitos, pienso que uno de los problemas mentales de los creyentes es el miedo ancestral a ser expulsados de la tribu.
    Si la tribu arrastraba unas creencias, aunque el sentido común le dijera al individuo que son imposibles, no podía ni siquiera hacer sospechar su incredulidad por miedo a ser expulsado, porque eso equivalía a la pena de muerte, a quedar expuesto al odio y a perder la protección del grupo frente a la naturaleza implacable.

    Hoy día, con estados modernos supuestamente laicos, deberíamos estar protegidos de la exclusión social aunque no creamos las memeces de la religión.

    ResponderEliminar