Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

20 de febrero de 2017

En Australia se puede violar a un niño por 66.000 euros




Es evidente que los que tienen dinero viven en un mundo aparte, con una justicia hecha a su medida y en donde los delitos tienen un más que simbólico castigo. Y por supuesto, cuanto más poderoso es el individuo (o en este caso la organización) más impune y reiteradamente se puede delinquir.

Porque sólo así se entiende que tras la violación de más de 4.500 niños en Australia, los culpables no haya pisado la cárcel y continúen gozando de libertad y hasta de prestigio ya que únicamente se ha necesitado poner encima de la mesa 200 millones de euros para indemnizar (si eso se puede considerar algún tipo de reparación por haber destruido la confianza y la vida de miles de personas) a las víctimas, de tal manera que a la siempre intocable iglesia católica le ha salido cada violación por el módico precio de unos 66.000 euros. ¡Y aquí paz y después gloria¡ y loado sea el santoral católico por tamaño milagro. 

Así que a lo mejor sería más que interesante empezar una colecta (o un "crowdfunding" como ahora se dice en lenguaje moderno) para que a medida que se fueran consiguiendo múltiplos de esos ya famosos 66.000 euros se fuera violando a miembros de la jerarquía católica, empezando por el actual papa, después por arzobispos, obispos y así sucesivamente. Luego años después, en caso de que el asunto pasase a mayores lo único que habría que hacer es indemnizar a los afectados, en caso de que todavía sobrevivieran ya que como es bien sabido,  la alta jerarquía católica no se caracteriza precisamente por su juventud. Yo por mi parte ya tengo reservada mi más que sustanciosa aportación. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario