Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

24 de enero de 2017

El cuento del microondas alternativo



Una persona acude a una tienda de electrodomésticos a comprar un microondas. El vendedor le indica que hay uno muy bueno de oferta, un microondas “alternativo” que funciona sin energía. Por ello el comerciante explica al futuro comprador que si adquiere este novedoso equipo se podrá ahorrar cientos o incluso miles de euros en su factura eléctrica durante los años o décadas que use el mencionado electrodoméstico. El consumidor finalmente queda convencido y compra el aparato.

Cuando nuestro protagonista vuelve a casa, desembala el flamante electrodoméstico y al intentar usarlo observa con desesperación que no calienta ni cara al viento. Receloso por eso de que no necesita energía desmonta ese “microondas alternativo” y observa con perplejidad que la carcasa está vacía, que el electrodoméstico carece de transformador, resistencia, condensador y el resto de componentes habituales que permiten que un microondas convencional pueda realizar su función. 

Nuestro ahora desesperado consumidor entra en internet y encuentra a un defensor de estos microondas alternativos que dice que estos equipos por supuesto que funcionan, ya que él mismo, un individuo que vive en los Emiratos Árabes, ha colocado el suyo en la zona más soleada de su cocina y que todos los días que no amanecen nublados, entre las 12h y las 13h solares él puede meter un taza de agua y al rato de estar “funcionando” el microondas alternativo el líquido de la taza sale bastante tibio, por supuesto a mayor temperatura de la que tenía al principio del proceso.

Cuando nuestro protagonista, ya totalmente escarmentado, indica al defensor de los microondas alternativos que su argumento no demuestra para nada que el equipo funcione, ya que el ligero aumento de temperatura del agua es debido al efecto espurio de la radiación solar incidente sobre la taza, el defensor de esta nueva tecnología alternativa acaba acusando a nuestro protagonista de ser un cientifista al servicio de las multinacionales de la maquinaria y que bien haría en abrir su mente ante este nuevo y maravilloso “conocimiento” que ha revolucionado la industria. 

P.D.

Especialmente dedicado al lector “Zorbete” con el que tenido una reciente discusión sobre homeopatía en el blog “La Ciencia y sus Demonios”

1 comentario:

  1. Pobre Zorbete, se gastará una cifra en 'medicamentos'. Que digo yo, ¿no será necesario llevarlos al punto Sigre para reciclar verdad? Porque sería el colmo...

    ResponderEliminar