Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

11 de noviembre de 2016

Los estadounidenses (aunque sean republicanos) quieren un mundo más igualitario y justo que los EEUU



Ahora que está tan reciente la victoria de un millonario racista, xenófobo, sexista y defensor del capitalismo más salvaje y enemigo de los impuestos, bien haríamos en no confundir el más que perverso sistema político estadounidense con sus ciudadanos.

Porque resulta que cuando se les pregunta a los habitantes de EEUU, sus opiniones no concuerdan con ese pensamiento único neoliberal que han exportado con tanto y tan peligroso éxito al resto del mundo.

Así en un estudio realizado hace algunos años se les planteó a varios miles de estadounidenses diversas cuestiones acerca del país en el que creen vivir. Los investigadores indicaron a los sujetos de estudio que dividían a los ciudadanos de EEUU en 5 quintiles: el primero incluía al 20% de los ciudadanos más pobres, el siguiente al otro 20% de los ciudadanos que eran un poco menos pobres que los anteriores y así hasta llegar al 5º quintil que incluía al 20% de los ciudadanos más ricos de la nación tal y como se muestra en la siguiente figura:


A continuación se les preguntó cómo pensaban ellos que estaba repartida la renta entre estos 5 quintiles. Los encuestados indicaron que el 20% más rico (los del 5º quintil) tenían el 60% de la riqueza, los del 4º quintil el 20% y el resto de los quintiles cada vez menos tal y como se representa en las barras rayadas de la siguiente figura.


La sorpresa viene al comprobar que en EEUU el quintil más rico acapara más del 80% de la riqueza a costa del resto de los ciudadanos tal y como muestran las barras blancas de dicha figura. Es decir EEUU es mucho más injusto que lo que piensan sus propios ciudadanos.  

Muy curiosamente es que esos mismos ciudadanos pensaban que los EEUU deberían ser mucho más justos, ya que consideron que el 20% más rico de la población debería acaparar sólo el 30% de la riqueza y los miembros más pobres (los del 1er quintil) deberían tener al menos el 10% de la riqueza total tal y como indican las barras negras de esta figura.



Pero lo más llamativo es que a pesar de la idea que tenemos en Europa de que los votantes republicanos no sólo están contentos sino que desean que los ricos tengan todo el dinero, este estudio indica que en realidad los ciudadanos que se consideran republicanos en el fondo piensan casi lo mismo en cuanto a la distribución de la riqueza a como lo hacen los votantes demócratas. Ambos quieren que los más ricos no acaparen más del 30% de la riqueza tal y como muestra la siguiente figura.



Es más, cuando se les presentó el reparto de la tarta económica entre dos países ficticios, los estadounidenses se decantaron por el más igualitario (“equalden” en la parte derecha de la figura) ante el suyo propio, representado en la parte de la izquierda de la siguiente figura.



En resumen, este estudio demuestra con meridiana claridad que los ciudadanos estadounidenses, a pesar de que muchos de ellos voten al partido republicano quieren un mundo totalmente diferente a esos neoliberales EEUU en los que en realidad viven. Y por tanto la consecuencia lógica de este asunto es que la maquinaria de manipulación, engaños y mentiras en EEUU es tan eficiente que consigue que la mayoría de los ciudadanos acaben  votando justo lo contrario de lo que en realidad desean.

3 comentarios:

  1. Como dijo Marx la religión es el opio del pueblo, y estoy seguro de que la mayoría vota al partido republicano por sus ideas religiosas en contra del aborto matrimonio igualitario y cosas por el estilo, cosa que ha conseguido Trump gracias a su vicepresidente Mike Pence, mientras él los ha engañado diciendo que el enemigo es el inmigrante.
    Si se piensa, esto parece mucho a la forma de llegar al poder de Hitler, apoyo de trabajadores engañados echando la culpa a los diferentes en vez de a la élite económica y su sistema(aunque a veces la critique para engañar más) mientras recibe el apoyo religioso.

    ResponderEliminar
  2. Pienso que no hay que irse tan lejos. Aquí en España la desinformación y manipulación son exactamente iguales. Y a las pruebas me remito con las dos elecciones pasadas.

    ResponderEliminar
  3. En todo el mundo pasa exactamente lo mismo. Países ricos, pobres, muy pobres. En México en 2012 ganó el presidente más ignorante y más tonto, su esposa es una "prostituta fina", ignorante e insegura, pero ganó las elecciones por: compra de votos y ciudadanos manipulados e ignorantes. Lo peor de todo es que un poco más del 30% del pueblo, votó por el. El 70% no lo quiere y aun así, es el flamante presidente.

    ResponderEliminar