Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

20 de octubre de 2016

Los dioses son creados por la civilización



Aunque los religiosos aseguran que los dioses crearon a la humanidad, los estudios científicos demuestran que son los humanos (civilizados por cierto) los que inventaron a los dioses. 

Y esto es así porque tal y como indica un reciente estudio analizando las creencias de 33 sociedades de cazadores-recolectores repartidas por todo el mundo, en casi todas ellas la religión se basa en el animismo y en el chamanismo y sin embargo estas culturas no tienen creencias basadas en “grandes dioses”, deidades que no habitan la Tierra como los espíritus del animismo sino que viven en un más allá indeterminado, generalmente asociado a un cielo. 

Sólo cuando el ser humano abandonó su tradicional modo de vida (consistente en pequeños grupos errantes en donde todo el mundo se conocía íntimamente y en donde por tanto el control social era muy fuerte y no había necesidad alguna de coerción extraña) y se asentó en las incipientes comunidades agrícolas, mucho más grandes y formadas por individuos cada vez más extraños entre sí, sus integrantes necesitaron inventar entidades ficticias que aseguraran la cohesión del grupo. 

Y a medida de que los asentamientos fueron siendo cada vez mayores y más heterogéneos, primero pueblos, luego ciudades y después reinos e imperios, la necesidad de dioses más poderosos se hizo más perentoria. Porque en la muchas veces simple mente humana era difícil de entender que los grandes imperios pudieran estar bajo la protección de dioses débiles o que no les importaran los asuntos mundanos, de tal manera que los humanos proyectaron sus logros de conquista y autoridad en unas entidades cada vez más supuestamente poderosas, ficciones cuyo único y verdadero poder ha sido el de aglutinar a unas masas cada vez más numerosas bajo el control de unas élites cada vez más verdaderamente poderosas. 

En resumen que la ciencia está más que demostrando la veracidad de esas frases antológicas de Napoleón



o de Carlos Marx sobre la religión moderna.


 Aunque el Dr. House tampoco andaba desencaminado.


6 comentarios:

  1. En mi opinión,el origen-y sobre todo el éxito de las distintas religiones-se debe a que los humanos tenian y tienen la necesidad de darle una explicacion y un sentido a la vida, y esto fué aprovechado por los más ambiciosos y sedientos de poder,para dominar a los demás como bien queda reflejado en el artículo.

    Hago la siguiente reflexión:¿si no existiese la muerte, las enfermedades,y la infinidad de desgracias y problemas que aquejan a los seres humanos,habria religiones? Sinceramente,pienso que no.

    ResponderEliminar
  2. pero... el origen de las religiones es por "la necesidad de darle una explicacion y un sentido a la vida", o, porque "existe la muerte, las enfermedades y la infinidad de desgracias y problemas que aquejan a los seres humanos"?
    No habría dioses, ni cielos, ni reencarnación, pero la necesidad de explicar qué hacemos aquí no se perdería y me temo que seguirían exiistiendo las supersticiones y creencias de lo mas absurdas.

    ResponderEliminar
  3. "Hago la siguiente reflexión:¿si no existiese la muerte, las enfermedades,y la infinidad de desgracias y problemas que aquejan a los seres humanos,habria religiones? Sinceramente,pienso que no."

    Yo pienso que sí. Aunque la sociedad humana sea perfecta, sin muertes ni enfermedades ni desgracias ni problemas, siempre será gregaria, es decir, siempre tenderá a formar grupos sociales como lo ha hecho hasta ahora. Y eso siempre implica la existencia de un líder que necesite tener bajo control al resto del grupo. Esto es algo instintivo en la especie humana. Y precisamente la religiones se crearon para justificar la autoridad de este líder. Mientras la especie humana sea gregaria, siempre habrá religiones.

    ResponderEliminar
  4. El origen de toda superstición está basado en nuestra ancestral adaptación evolutiva del reconocimiento de patrones de la que hablé hace tiempo en CyD:
    https://lacienciaysusdemonios.com/2014/05/17/conocimiento-o-supersticion/

    y como esa adaptación no es perfecta y por tanto los humanos cometemos errores, de ahí nace la tendencia al animismo.

    Entonces si nuestros ancestros hubieran vivido en un mundo ideal sin peligros ni muerte no hubieran desarrollado esa adaptación, ni tampoco arrastrarían sus errores. Aunque bien visto, en ese mundo ideal ¿para qué se necesita un cerebro voluminoso?
    Porque ese mundo ha existido ya en la Tierra, era el Eón Arcaico:
    https://es.wikipedia.org/wiki/E%C3%B3n_Arcaico

    un mundo habitado únicamente por microorganismos inmortales que no necesitaron (ni siguen necesitando) cerebro alguno. Sólo cuando aparecieron los depredadores en el Cámbrico empezó la carrera evolutiva que nos traído hasta aquí.

    ResponderEliminar
  5. Entiendo que a medida que las sociedades crecían, necesitaban crear dioses más poderosos, que controlasen a grupos mayores y más heterogéneos. Así, un sólo dios todopoderoso podía servir para todos. Concuerda con los hechos. Por ejemplo: El imperio romano creó el cristiaismo y el imperio islámico creó la idea de Alá como dios único que aún pretenden imponer a todo el mundo. Y menos mal que no sólo los árabes tienen petróleo...
    Me asusta pensar la capacidad del capitalismo para imponer en el futuro una religión, ya que tiene un poder casi absoluto sobre todo el planeta.

    ResponderEliminar
  6. Fisivi


    Desgraciadamente el capitalismo ya ha impuesto su religión: se llama neoliberalismo y es tan sangrantemente criminal como cualquiera de las anteriores religiones, se sacrifican millones de personas en el altar de un siempre terrible e insaciable dios, en este caso los beneficios empresariales.

    ResponderEliminar