Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

27 de octubre de 2016

Esta sí que es una verdadera Última Cena de categoría, eso sí blasfema

Los creyentes suponen que todos los ciudadanos debemos guardar el más sumiso respeto a sus por otra parte más que risibles creencias, pero quizás deberían crecer intelectualmente un poco y abandonar esa siempre tan infantil postura de que ellos son el centro del universo.


Y la prueba es que dentro de su más absoluta egolatría no pueden entender que el resto de los humanos no estamos obligados a rendir dócil sometimiento ante ninguna de sus manifestaciones. Porque el que miles de católicos se hayan ofendido por esta fotografía de un concurso de belleza brasileño en donde las aspirantes remedan el famoso cuadro del gran Leonardo Da Vinci



únicamente prueba que los creyentes tienen tanta susceptibilidad como poco raciocinio, porque eso de creer que el nazareno milagrero murió y resucitó al tercer día, subiendo en cuerpo y alma al cielo de la zarza ardiente sólo es posible de digerir por los más que idiotizados miembros del nunca mejor dicho rebaño cristiano.

En resumen, como muy acertadamente ya dijo el sabio: si no quieres que me ría de tus creencias, no tengas creencias tan divertidas.

Finalmente, yo por mi parte me quedo con la versión moderna, porque la antigua por mucho arte que contenga está manchada con la sangre de los millones y millones de muertos que las más que desatinadas ideas del judío alucinado han producido a lo largo de la ya más que mortífera cristiandad.

2 comentarios:

  1. Para nuestro entendimiento, no existe algo más sacro que alrededor del propio sacro. Es posiblemente la única escena en la cual un Ateo heterosexual del sexo masculino diría “por dios”, “sacro santo”…

    ResponderEliminar
  2. Para una cena como esta,siempre estaria disponible,aunque no tuviese cuchara,cuchillo ni tenedor.Con las manos y la lengua saldria del trance.

    ResponderEliminar