Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

24 de mayo de 2016

Primero fueron los católicos, luego los musulmanes y al paso que vamos todos imbéciles por culpa del adoctrinamiento religioso en las escuelas



Y así poco a poco todas y cada una de las creencias van ocupando su hueco en el sistema de enseñanza español, que cada vez tiene menos de educativo y más de alienante y adoctrinador, puesto que ahora hasta un lama tibetano ha dado una conferencia en un instituto sobre las siempre manidas ideas religiosas. El colmo de la ignorancia ha sido cuando el Lama, lama, lamadingdong (como la famosa canción) ha soltado la mayor mentira de todas, eso de que
"La relevancia que tienen todas las religiones como formas bellas de ayudar a la humanidad"
Parece ser que nuestro monje tibetano, con eso de la introspección, la meditación y el huevo cósmico no ha tenido tiempo de estudiar lo más mínimo de historia, porque sólo así se entiende que no se haya enterado de las persecuciones, las guerras y hasta el genocidio llevado a cabo por todas y cada una de las religiones a lo largo de los siglos en nombre de ese amor fraternal que tanto anhela.

Por cierto, aunque bien podría haber echado la vista atrás, a la no tan lejana segunda mitad del pasado siglo XX, para ver todo el dolor, la opresión y el horror que impusieron durante siglos sus correligionarios sobre el desgraciado pueblo del Tíbet.

2 comentarios:

  1. ¡Exijo que se imparta el pastafarismo en las escuelas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, eso, todo por la pasta...y el macarrón, y los tiburones...
      Mejor calabreses

      Es que esa filosofía, como algunos gustan de llamar, está aún en la caverna y desde allí su mundo irreal e irrelevante tiene la belleza del sangrilá de jolivú...medieval en el que tienen sumido a sus congéneres.

      Eliminar