Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

31 de mayo de 2016

Las terapias católicas para "curar" la homosexualidad servían para violar seminaristas

La obsesión de la iglesia católica con la homosexualidad rebasa ya cualquier límite. Resulta que los mismos fanáticos que dicen "tratar y curar" la homosexualidad son luego en realidad unos depravados delincuentes sexuales.


Así un conocido sacerdote, psicoterapeuta y asesor francés del Vaticano en temas de la sexualidad, que iba por el mundo asegurando que los homosexuales no deberían ser ordenados sacerdotes, resulta que en el realidad era nada más y nada menos que un depredador sexual que se dedicaba a abusar sexualmente de sus "pacientes" en esas mismas "sesiones de terapia" diseñadas para “curar” la homosexualidad.

Y como no podía ser de otra manera este delincuente sexual sigue "trabajando" en París sin cortapisa alguna como sacerdote, terapeuta y profesor en el Colegio de los Bernardinos, además de asesorar a los Consejos Pontificios para la Familia y para la Pastoral de la Salud e impartiendo conferencias tan sugerentes como la titulada “Celibato sacerdotal: camino a la libertad” que impartió en la Universidad Gregoriana en Roma. ¡Ahí es nada! Pero eso sí, que quede bien claro que la iglesia católica es un referente insuperable de ética y moral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada