Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

8 de enero de 2016

Importante noticia para los cristianos indignados con la Cabalgata de Madrid



Después de observar entre sorprendido y atónito que la derecha nazionalcatólica española ha convertido la cabalgata de Reyes de Madrid casi en el causante del más que inminente Apocalipsis bíblico no tengo más remedio que informar a los encolerizados cristianos de una noticia impactante a la vez que vital para sus creencias.

Queridos indignados cristianos, a pesar de vuestras opiniones sobre el aspecto que deberían tener los actores que encarnan a los Reyes Magos tengo que revelaros una verdad absolutamente descorazonadora para vosotros que quizás os traumatice aún más, pero como sois adultos (eso sí aunque de luces hayáis demostrado sobradamente que andáis muy, pero que muy cortos) tenéis que afrontar de una vez por todas la quizás terrible, pero no por ello menos verídica realidad: Los Reyes Magos no fueron 2, 3 o 333, es más ni siquiera fueron ni reyes, ni tampoco magos, ya que ¡contened la respiración y apretaros las manos, sí ya sé que va a ser muy duro! NUNCA, NUNCA, JAMÁS existieron. Son otro de los innumerables cuentos para deficientes mentales con los que os han alineado y corrompido la mente hasta destruir de manera, parece que irreversible, vuestro magnifico cerebro ahora totalmente inservible.

Así que por favor, dejaros ya de bobadas sobre si iban vestidos así o asá, si eran hombres o mujeres, si llevaban oro o carbón y demás estupideces, abandonar ese infantilismo perpetuo que os absorbe y os paraliza y empezar de una vez a madurar (si podéis) un poquito ¡Que ya es hora!. 

P.D.
Aunque bien pensado no deberíais ahora sorprenderos, ya que es cierto que alguna pista habéis tenido en el pasado con el anterior alcalde de Madrid, vestido de Rey Mago travestido cual putón de la Fiesta del Orgullo Gay con sus plumitas, su boquita de piñón pintada de rojo pasión y su mirada más que picaruela ¡Hay ladrón! que a más de un curtido gay le habrás robado el corazón con esa pose.


2 comentarios:

  1. · "NUNCA, NUNCA, JAMÁS existieron"

    Totalmente de acuerdo. Pero... ¿Es necesario que las cosas existan para que tengan significado, y merezcan ser respetadas?

    Por ejemplo, el significado laico que más me fascina de este invento ficcionado por un evangelista y acrecentado en el tiempo instaurandose como tradicción, en relación a la infancia es este:

    Un modo de experenciar ilusión, experenciar el ingenuo sentido de darse algo que cae del cielo por el hecho simple y gratuito de existir y ser amado, experenciar el significado de estar en una realidad ilusionante y que enigmáticamente se te presentaba como donadora de regalo, de amor gratuito. Ese conocimiento perdido, los adultos, tratan de recuperarlo en los ojos del niño inocente e ilusionado. Ese es el sentido laico de la fiesta de reyes que más me fascina. Me fascina ver que se ilusionan más los adultos que los niños reviviendo la ilusión perdida desde la mirada ilusionante del niño. Yo creo que el regalo al niño lo hacemos los adultos, disfrazandonos de reyes ficticios, para revivir la experiencia infantil de la existencia.
    Esa experiencia no es mentira,se utiliza una historia falsa para revivirla, pero aunque la historia es falsa, la experiencia que esa historia reporta es muy real, lo noto en las caras, en los rostros, en los nervios, en las miradas... Lo que es mentira es que lo que ocasiona esa experiencia sea lo que se dice que es de manera literal. Pero creo que hay que saber leer la gramatica que la realidad nos da desde los simbolos que inventamos. Yo creo que esa experiencia no es verdad, ni es mentira, simplemente es, se da, se experimenta, y nos constituye; como infinitas otras.

    También creo que Jesus (el loco enegendrado por una paloma en una virgen semita) tenía razón cuando decía: "dejad que los niños se acerquen a mí"... ¡Y se lo pongo a huevo para que pueda burlarse de la pederastia implícita del loco judio!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Enric

    En una sociedad democrática y desarrollada existen multitud de maneras de enseñar, educar y transmitir ilusión y valores sin necesidad de acudir a los mitos, por otra parte sexistas, discriminadores, fanáticos, supersticiosos, irracionales, manipuladores y muchas veces destructores del raciocinio de los niños, como son los cristianos.

    ResponderEliminar