Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

30 de diciembre de 2015

Imágenes para la reflexión




Ahora que se acaba el año es buen momento para la reflexión. El ser humano sigue con su exponencial expolio de los recursos naturales, la degradación ambiental y la contaminación de todos los ecosistemas.

¿Hasta cuándo aguantará el planeta?¿Qué mundo vamos a dejar a las generaciones futuras?










3 comentarios:

  1. A mi me importa un carajo todo eso. Total no tengo hijos, y el mundo, si el ateismo no está equivocado, y no lo está, no tiene propósito, finalidad alguna, es en sí mismo un absurdo para nuestro modo de estar.Eso de interesarse por el planeta y los otros es un efecto colateral de la neurobiologia que nos domina, y el amor que pueda dispensar por mis semejantes futuros sólo es una especie de algoritmo neurobiologico que obedecen intereses mecanicos evolutivos... pues a disfrutar de los recursos del planeta saqueandolos para mis egocentricos intereses. No voy a perder ni una decima de segundo de mi tiempo lamentandolo. Que les den a todos los memos ecoligistas y defensores de un planeta sin sentido ni interés para mi egocéntrica existencia.

    Disfruten de un próspero año de saqueo y contaminacion, a los que les queda poca vida como a mí, y no se restrinjan ni en cosumir a su antojo, ni en modos de vida considerados adecuados por memos religiosos de la madre tierra (para mi puta tierra) y que se jodan los que vengan detrás, no pienso hacer nada por ellos, no pienso hacer nada desde esta jodida evolución que me trajo aquí y me va a llevar a la nada.

    Mi filosofia es la de J. M. Fenollosa:

    No a la transmigración en otra especie.
    No a la post vida, ni en cielo ni en infierno.
    No a que me absorba cualquier divinidad.
    No a un más allá, ni aun siendo el paraíso
    reservado a islamitas, con beldades
    que un libro garantiza siempre vírgenes.
    Porque esos son los juegos para ingenuos
    en que mi agnosticismo nunca apuesta.
    Mi envite es al no ser. A lo seguro.
    Rechaza otro existir, tras consumida
    mi ración de este guiso indigerible.
    Otra vez, no. Una vez ya es demasiado.

    un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo que el tono de tu comentario es irónico y provocador, esperando animar a un comportamiento contrario a lo que dices.
      Hablando en serio, para mí está probado por la evolución que los seres vivos intentamos transcender dejando algo nuestro que mejore la vida de la siguiente generación y asegure la continuidad de la vida. Este intento es producto de causas materiales, no hay nada místico en ello, pero su resultado me gusta y quiero seguir participando de esa tarea hasta que muera. Yo también sé que no tendré otra vida después de esta, pero mientras viva me gusta dejar la situación mejor que la encontré. Y soy optimista porque intento ser objetivo. La humanidad actual es mucho menos violenta que en toda la historia y hay menos esclavitud que nunca. Hay más educación y menos creyentes que nunca.En lo que hemos fallado más es en la contaminación y el calentamiento global, pero estoy convencido de que los avances en la educación y la comunicación harán que cambiemos de una sociedad derrochadora de materia y energía a una sociedad culta que cuida su entorno.

      Eliminar
  2. El ecologismo es una religión. La contaminación es un hecho. Dejar que ésta prospere o implementar medias para detenerla constituye una decisión filosófica. El suicidio siempre es una opción. Cabe recordarlo y no escandalizarse por ello.

    ResponderEliminar