Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

28 de septiembre de 2015

Lapidar al diablo es un asunto muy peligroso



Año tras año, en la multitudinaria peregrinación a La Meca varios cientos de adocenados musulmanes mueren pisoteados en diversas avalanchas, en una de las más palpables pruebas de cómo la religión puede convertir en irresponsables suicidas a cualquier individuo.


Hace unos días murieron más de 700 peregrinos y otros 800 resultaron heridos al intentar acudir a la famosa "lapidación del diablo", en una triste tradición que se sucede año tras año, de tal manera que en las últimas décadas han fallecido miles y miles de ignorantes. El record lo ostenta el año 1990 en donde murieron 1426 personas, pero raro es el año que no mueren aplastados varios cientos de idiotizados creyentes que acuden a matar al diablo y al final ese demonio se revuelve y se los lleva al infierno. Pero eso sí, el año que viene millones de patéticos ignorantes intentarán nuevamente cumplir con la sangrienta tradición que acaba llevando al hoyo a algunos de ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada