Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

7 de agosto de 2015

¿Son compatibles evolucionismo y cristianismo?



Desde prácticamente la publicación del “Origen de las Especies” de Darwin el mundo religioso intentó, con mayor o menor fortuna, adaptar este revolucionario conocimiento dentro de las estrechas costuras del cristianismo. Así mientras muchos creyentes entendieron rápidamente que el evolucionismo chocaba frontalmente y, lo que es peor, demolía las bases del dogma cristiano, sin embargo a lo largo de estos 150 años múltiples pensadores, teólogos y hasta científicos cristianos se ha esforzado lo indecible para intentar compatibilizar de alguna manera estas dos antagónicas explicaciones del mundo. Y la pregunta que surge es ¿pueden tener algún éxito en sus vanos esfuerzos?

Un concepto fundamental del cristianismo es que la Creación fue perfecta, los animales y el hombre vivían felices y en armonía en el Edén y sólo cuando Eva cometió el pecado original toda esa felicidad se derrumbó, apareciendo el dolor, la enfermedad y la muerte. Así en el Paraíso los leones no cazaban gacelas y nadie enfermaba. Sin embargo, lo que nos muestran todas las pruebas científicas es que, desde sus más remotos orígenes, la vida en la Tierra se ha desarrollado en un marco que visto desde el punto de vista moral humano sólo puede ser considerado de una crueldad infinita. Los leones no sólo cazan gacelas, sino que enseñan a sus crías desde la más tierna infancia cómo deben matar a las crías de la gacela; en África existe un parásito que sólo puede vivir dentro del ojo, de tal manera que a medida que va creciendo el pobre niño infectado va perdiendo la vista hasta la ceguera total; en multitud de especies animales los machos violan a las hembras y el comerse a las crías propias o ajenas o al macho después de la cópula es una adaptación evolutiva; los humanos y todos los animales hemos sido diezmados desde siempre por infinidad de virus y bacterias que nos dañan y nos matan de mil maneras distintas a cual más terriblemente dolorosa y ese largo etcétera de sufrimiento, miedo y muerte que experimentan todos y cada uno de los animales y los humanos desde el principio de los tiempos. ¿Es ésta terrible y constante lucha por la supervivencia a cualquier precio y la muerte de los más débiles la obra de un dios compasivo y misericordioso? Si existiera ese dios bien podría ser acusado sin ningún tipo de duda de ser el peor y el más abyecto psicópata imaginable.

Pero volviendo a la esencia del cristianismo ¿es compatible el pecado original con el evolucionismo? Según los padres de la iglesia y doctos teólogos de toda época y condición, Adán y Eva poseían libre albedrío y por tanto pudieron elegir entre acatar o desobedecer las normas divinas, de tal manera que el pecado original fue un resultado para nada condicionado: Eva podría no haber hecho caso de la serpiente o Adán podía haber impuesto su varonil superioridad sobre su débil mujer y con esta sabia elección sus descendientes bien podríamos haber seguido viviendo felices como perdices dentro del paradisiaco jardín por los siglos de los siglos. 

Ahora bien, lo que nos muestra el evolucionismo es que nunca hubo un primer ser humano, ni macho ni hembra, sino que nuestra especie es el resultado de la acumulación de infinidad de cambios genéticos a lo largo de millones y millones de años, a partir de nuestros más remotos antepasados simiescos y más allá. Toda esa población de miles o quizás decenas de miles de primates fue evolucionando más o menos parsimoniosamente desde un ancestro compartido con nuestros primos los chimpancés y los bonobos para ir dando lugar a diferentes especies: australopiecos, homos ergaster y habilis, pasando por los sapiens arcaicos hasta nuestra actual especie. Es más, ahora sabemos que los humanos actuales somos el resultado de la mezcla en distintas épocas de H. sapiens, neandertales y denisovanos, al menos ya que hay datos que parecen indicar que una cuarta especie hasta ahora desconocida también influyó en nuestro acervo genético. Es decir, en caso de que como débilmente argumentan los cristianos evolucionistas, el Señor en su infinita sabiduría hubiera insuflado el alma inmortal a algunos de esos primates en constante evolución, en un momento dado todos nuestros antepasados tendrían que haber cometido el pecado original a la vez. 

Y si todos esos primates lo cometieron sólo queda una posible explicación: pecaron porque no tuvieron elección, es decir porque no tenían libre albedrío y entonces dios castiga a los humanos por algo que no pueden evitar. Algo así como castigar al león por matar a la gacela, aunque el depredador no pueda oponerse a sus instintos y por tanto no sea culpable de nada. 

Entonces, sin libre albedrío no hay pecado original, y sin pecado original ¿para qué bautizar a los niños? Es más ¿qué sentido tuvo la venida de Cristo, su sufrimiento y su expiación por un supuesto pecado inexistente en realidad? Como muy bien lo explicó Richard Bozarth:

“El evolucionismo destruye por completo la razón por la cual la vida terrenal de Cristo habría sido supuestamente necesaria. Demoled a Adán y Eva y el pecado original y, entre los escombros, hallaréis los lamentables despojos del Hijo de Dios. Si Jesús no era el redentor que murió por nuestros pecados, y esto es lo que significa la evolución, entonces ¡el cristianismo no es nada!"


Pero aun así, año tras año y década tras década, aquellos de entre los más inteligentes miembros del rebaño cristiano se obcecan (cuales modernos Sísifos) en abordar la imposible tarea de intentar armonizar, en la medida de lo (im)posible, unos patéticos mitos escritos, reescritos y reinventados una y mil veces por algunos de nuestros más desequilibrados ancestros, con la terriblemente compleja historia de la vida, proceso casi infinito que se ha ido desarrollando a lo largo de los eones en este pequeño planeta llamado Tierra.

28 comentarios:

  1. Al margen de las pretensiones innegables de dogmatismo que han configurado al cristianismo en ser, entre otras más loable cosas, un relato en aras a mantener estructuras de poder y de dominación, la teología también ha dado muestras de pretender dar razones de la kenosis cristiana de manera más procedente. Esas razones, esencialmente filosóficas y metafísicas, son siempre realizadas desde el horizonte histórico y propio de cada época y eso hay que tenerlo presente si no queremos caer en anacronismo. La teología ha sido muy dogmática e inamovible consigo misma, y aparentemente poco consciente de que nunca deben ser tomadas de modo dogmático e impositivo sus interpretaciones racionales de la kenosis cristiana. Cosa que lamentablemente no ha sido el caso y tampoco lo es, desdichadamente, en buena medida en la actualidad.
    Esto también ha pasado con la concepción de la ciencia. Desde una visión un tanto dogmática de pensar que las teorías cientifícas eran ya la “verdad” acerca de la realidad; se ha pasado, de manera más crítica, a pensar que las teorías científicas son falibilistas, que no son la respuesta última, y que deben estar sometidas a revisión y abiertas a las impelencias de los datos empíricos elaborados desde la realidad. Por suerte la actividad científica siempre ha sido en última instancia un quehacer de ese estilo, pero no así el pensar metacientífico (su extrapolación en forma de concepciones metafísicas acerca de la realidad )(lo que vendría a hacer de “teología”, salvando obviamente las distancias)
    Respeto al “pecado original”, mi posición es que la teología se hace “la picha un lio”. La iglesia, de manera usual en ella, ha transformado cierta “invención naturalista del pecado original” en dogma de fe, y a mi parecer de manera equivocada. Yo, personalmente, trataría el tema del pecado original fuera de la perspectiva naturalista en la que suele ser planteado.
    Tal planteamiento naturalista está muy vinculado a la usual lectura de la biblia de manera literal y a una interpretación muy particular de la teología Paulina. El pecado original no consiste en ningún tipo de epidemia hereditaria, ni Cristo en alguien cuyo hacer cobra sentido como alguien que viene a redimirnos de ESE pecado. A mí me parece que el pecado original, si quiere dársele un sentido evangélico y con sentido cristiano (cosa que por otra parte no me parece necesario) , debe inscribírsele en un origen moral y no exclusivamente natural (en todo caso tiene de natural lo que de naturalización podamos pensar o establecer que tiene la moralidad). No me parece adecuado pensarlo como si tuviera un origen de estilo “Biológico-satánico”; biológico en tanto que es HEREDADO desde unos supuestos primeros padres, como si fuera la acción de unos genes; y satánico, en tanto es obra de aquello que No es Dios pero que hace que haya mal en el mundo. El origen moral que ha adquirido poder en el mundo social e histórico de los hombres, muy al estilo de la teología de la liberación, a mí me parece más adecuado como punto de partida de una interpretación del “Pecado original”.

    Y este punto de vista, es compatible con la kenosis cristiana y con la evolución, creo yo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto, desde el punto de vista de la teología, tendrá todas las consideraciones "filosóficas" que quieran darle. Pero siendo sinceros, tratar de compatibilizar este mito con los hechos científicos es igual de inútil que intentarlo con la historia de Prometeo entregando el fuego a los hombres. Son lo que son, mitos, y tratar de sacar interpretaciones de interpretaciones de metáforas de más interpretaciones me parece un espectáculo grotesco por parte de la la religión de cabezonería y de agarrarse a sus sagrados y obsoletos dogmas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que he discutido en este blog y en La Ciencia y sus Demonios con infinidad de creyentes: sus mitos son igualmente inválidos que los de cualquier otra cultura y ya puestos los cuentos infantiles de hadas,elfos y gnomos. Pero ellos ahí están, erre que erre. Y lo más increible es que algunos de ellos son incluso científicos.

      Eliminar
  3. Evolucionismo y cristianismo, en sus maneras de ver el origen de las especies, son evidentemente incompatibles. Pero se podría explicar la existencia del cristianismo por el evolucionismo. Los curas, pastores y fanáticos cristianos serían algo así como los machos dominantes de la manada cristiana. Los brujos de todos los tiempos los ha producido la evolución, de la misma manera que ha producido los leones macho que asesinan a los cachorros que no sean suyos, como hicieron los fanáticos católicos en la guerra civil española.

    ResponderEliminar
  4. ·Evolucionismo y cristianismo, en sus maneras de ver el origen de las especies, son evidentemente incompatibles.

    No lo veo así.
    El cristianismo dice que esta realidad, en la que estamos y vivimos, es creada por Dios. El modo concreto ( no “el sentido de”) de como Dios ha creado el cosmos forma parte ya del modo como los humanos hacemos respectivo el “sentido de creación” con nuestro horizonte comprensivo, biográfico, social e histórico. Yo personalmente, creo que lo mejor que podemos hacer acerca de ese “Como” es escuchar lo que nos dice la ciencia, sin menospreciar otras aportaciones (alegóricas, literarias, metafíscas, filosóficas, artísticas…) que no sean incompatibles con esta; y todo envuelto siempre en la sensación de que estar en la realidad en última instancia es un misterio de narices.

    Pero es un error, típico de muchos ateos beligerantes , pensar que el sentido de creación cristiano se puede concebir en terminos físicos o biológicos. Eso es un exigencia que no es la propia de aquellos que dan sentido teologal (que no teológico) al cosmos y nuestro estar nosotros en él como creación. El ámbito interrogativo del discurso es diferente. Por ejemplo, que yo sepa a tenor de los evangelios, Jesucristo no perdía el tiempo demostrando la existencia de su “Padre”, la daba ya por dada, tampoco se interrogaba eso al modo de un interrogante típico del quehacer científico, hablaba de que significa nuestra existencia de “ser hijos del Padre” y acerca del saber que todo es “voluntad del Padre”. El propósito de la interrogación es pues distinto, no responde a un mismo sentido de interrogación acerca de “la gratuidad” de lo dado. El sentido de creación para el cristiano es que todo lo que no es dado es obra de Dios, que Dios es así el fundamento de la realidad y de nuestra existencia en última instancia.

    El relato del Génesis de cómo se creó el mundo es, como cualquiera que lo tenga en cuenta hoy en día ( no en otras épocas) , y con una mínima capacidad de razocinio, alegórico; y quién realice de ese relato una interpretación literal, solo expresa ignorancia, y una enorme incapacidad para entender la diversidad de géneros literarios que forman la biblia.
    Por último, yo no concibo en qué medida podemos decir que es incompatible el sentido de creación cristiana con aquello que describamos como el modo que la creación es. No ya como el que tenemos ahora, ni siquiera con el que seguramente elaboraremos en el futuro. La realidad vista desde el sentido de ser una creación, siempre es compatible con todo lo que sepamos acerca de esa supuesta creación.

    Lo que sí es cierto, es que hay relatos particulares de entender la creación, el “Cómo de la creación”, que sí son incompatibles con los modos que la ciencia nos permite saber actualmente acerca de cómo es el cosmos. Pero no debemos confundir el sentido de considerar la realidad como creación divina, con los contenidos de los relatos que hayamos construido y que construimos (literarios, metafíscos, misticos…) para hacer inteligible a la estructura cognitiva humana tal sentido de creación. Por ejemplo, si tomo los mitos acerca de la creación de épocas pasadas de manera anacrónica, como si fueran expresiones gramaticales propias del lenguaje científico, pues obviamente eso que se dice en el mito no puede ser verdad si es verdad lo que se dice desde la ciencia.
    Que hay gente poco "letrada" que se cree esos mitos como si fueran teorias cientificas... pues sí, de todo hay en la viña del señor. Que las instituciones religiosas, sectas, gurús, adivinos y otras patrañas se aprovechan de esa ignorancia en aras a tener poder , pues también y es “de cajón” y necesario denunciarlo. Pero el debate no debería ser acerca de que si lo que dicen los mitos es falso como teoría científica, o de sí el sentido de creación es una bobada, sino acerca de porque la ignorancia es tan atrevida o acerca de porque emergen estructuras de poder (religiosas o no) que se aprovechan de la ignorancia y credulidad de la gente en aras de tal poder.

    un saludo.

    ResponderEliminar
  5. EnricPara los cristianos la Biblia es la palabra VERDADERA de dios. Si un cristiano decide que el Génesis no deber ser interpretado de manera literal ¿quien le impide a otro cristiano opinar que los diez mandamientos son también negociables? o ¿en base a qué criterio lo que dijo Jesús es obligatorio de creer? es más, puede haber un cristiano que opine que toda la Biblia es alegórica y que por tanto ninguno de sus dogmas incluido el que Cristo resucitó o que dios creara el Universo es cierto ya que todo es una alegoría.

    ResponderEliminar
  6. Más o menos a esto, Enric, es a lo que me refería con: "desde el punto de vista de la teología, tendrá todas las consideraciones "filosóficas" que quieran darle".

    Cabe preguntarse sin embargo por qué nadie se plantea esta clase de elucubraciones con respecto a la historia de Gea naciendo del Caos, o los humanos nacidos del vómito de una serpiente celestial, según aborígenes australianos. Nadie entiende esto como alegorías, sino como lo que son: mitos de pueblos antiguos que no sabían casi nada sobre su mundo y le dieron la explicación que buenamente pudieron. No hace falta fijarse mucho para darse cuenta que el dios abrahámico pertenece a la misma naturaleza que dichos mitos. A mi parecer, todas estas elucubraciones ad hoc que tratan de justificarlo se deben básicamente a los más de 1500 años en los que la filosofía europea se ha visto obligada a servir de "chacha" de la teología, generando una cantidad insana de argumentos y elucubraciones que han contribuido a dar más lustre a los mitos hebreos. Pero fuera de tanta palabrería, al final el Génesis se delata como lo que es, un mito que de hecho, describe una Tierra idéntica a la de la cosmología asiria de su época, y no como la Tierra esférica que su supuesto creador debería saber que tiene.

    ResponderEliminar
  7. Metafight,

    En cierta medida el origen del cristianismo se inicia con la predicación al Dios desconocido de San Pablo en el Areópago. La cultura occidental, donde se ha forjado el pensamiento crítico y científico, y los derechos humanos, y la sociedad laica, tiene dos pilares básicos, creo yo: la razón griega y la cultura semita.

    Esta última, cambió, creo yo, el horizonte de pensamiento griego, abriéndolo a una nueva perspectiva que le era ajena, a saber: La naturaleza es posible considerarla desde la "nada". Es decir, la realidad ha sido creada de un cierta manera, pero bien podría haber sido de otro modo o incluso no haber sido. Este “sentido de la creación”, el sentido monista de creación semita, que es el que retoma la religión cristiana cuando dice creer en “un Dios único, creador del cielo y de la tierra”, supone una nueva manera de posicionarnos respecto a lo real, una nueva manera de estar en respectividad con lo dado en nuestra existencia y con lo transcendente, un modo de posicionarse parecido al científico, donde la realidad responde a razones transcendentes (leyes físicas, estructuras matemáticas, teorizaciones), que hacen que la realidad sea descriptible desde ese “logos” ( como establece el inicio del evangelio de San Juan).

    Por eso, no es de extrañar que en el siglo II, los cristianos fueran tratados de ateos por los paganos, pues el Dios cristiano era para las religiones y concepciones paganas griegas en el fondo, auténtico ateísmo. Un Dios como el cristiano, no tenía sentido alguno para aquellos que creían en dioses del tipo del Olimpo.

    El Dios desconocido y creador de todo lo visible e invisible, es una concepción de lo religioso que difiere de las mitologías que usted pone sobre la mesa. Piense, que todos los mitos parten, a excepción del semita, y al igual que el pensamiento griego, no de una creación ex-nihilo como la semita, sino de algo que es eterno, caótico, informado, presente y que se impone también a los dioses o fuerzas deificadas. Los dioses son pues, no creadores de la realidad, sino entidades particulares, con poderes sobrehumanos, que en cierta medida representan las caóticas fuerzas naturales o las caóticas pasiones humanas. Dioses sometidos también a la impelencia y noergia del caos cósmico que es eterno y previo, y al caos de las pasiones que sobrevienen y se apoderan también de los dioses.

    Pues bien, el "sentido de la creación" semita, que se ha teologizado hasta la saciedad, que es el que tenía obviamente en consideración el judío Jesús de Nazaret, que es el que sigue presente en el credo católico cuando se dice "Creo en UN solo DIOS, CREADOR del cielo y de la tierra"; ese sentido es ABSOLUTAMENTE compatible con la evolución, y con todo lo que descubramos cientifícamente como modo adecuado de describir el COMO de la creación. NO se trata de dar sentido a un mito absurdo, como dice usted, sino de dar cuenta del sentido no absurdo que hay en el mito.

    Ahora bien, las caricaturas que muchos beligerantes ateos gustan tomar, y que no niego que muchos cristianos siguen tomando como absoluta y literalmente verdaeras, a mí personalmente me parece de poco interés. No merece perder el tiempo en discutir sobre los contenidos literales de los mitos. Lo que sí me parece más interesante, es discutir sobre aspectos como "el "sentido semita de creación", que ha mantenido su esencia a lo largo del tiempo; desde el modo mítico hebreo de expresarse, hasta las posiciones filosóficas de los teólogos más actuales (la teología crítica, hermenéutica, fenomenológica, “giro teológico”, …) y si me apura, en cierto sentido en el modo metafísico subyacente e implícito del pensamiento científico moderno.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Enric

    Por muchas vueltas que le des está totalmente errado con tu antológica frase digna del mayor despropósito

    "Creo en UN solo DIOS, CREADOR del cielo y de la tierra"; ese sentido es ABSOLUTAMENTE compatible con la evolución, y con todo lo que descubramos cientifícamente como modo adecuado de describir el COMO de la creación."

    TODO lo que descubrimos científicamente es un nuevo clavo en el ataúd del cristianismo en particular y de la religión en general. ¿Por qué piensas que los cristianos más ilustrados se aferran desesperadamente a la última trinchera del famoso "dios de los huecos"? porque lo que va descubriendo la ciencia les obliga a añadir otro punto más a su ya larguísima lista de "esa parte de la biblia hay que entenderla como una metáfora".

    ResponderEliminar
  9. ·¿Por qué piensas que los cristianos más ilustrados se aferran desesperadamente a la última trinchera del famoso "dios de los huecos"?

    Pues no conozco ninguno de esos, pero seguro que los hay.

    De todas formas, creer en el Dios de los huecos me parece un doble error, lo diga Dawkins , el Papa o el pastor de mi pueblo. Por un lado porque significa establecer que se cree en Dios como se "cree" en una "teoria científica", y eso es un error. La creencia en Dios es previa y se establece al margen de las cuestiones científicas resueltas o no, yo al menos no concibo que demonios tendrá que ver si la ciencia explica tal o cual cosa, o sino puede explicarla, en referencia a mi creencia en DIos. Dicho de otro modo "el Dios de los huecos" me parece que es una mala concepción de la creencia en Dios, sin importar, repito, si esa mala concepción la establece un creyente , un ateo, o el pastor de mi pueblo. O dicho de otro modo aún: yo también soy ateo respecto a una concepción de Dios hecha dios tapa huecos, no es ese el modo como hago respectiva a mí la creencia en Dios. Ni yo, ni la mayor parte de cristianos.
    Y por otro lado, lo cual me parece más grave aún, es que el dios tapa huecos es también no sólo una mala concepción de DIos, sino también una mala concepción del quehacer y metodologia científica. Dios no sirve para explicar al modo como se explican las cosas en ciencia, porque no explica nada. Decir que con Dios explicacamos "el X" que no explicamos desde la ciencia, es una bobada de campeonato, pues seguimos sin explicar nada, lo mismo da decir eso que no decir na de na. Por ejemplo, el "sentido de creación cristiano" NO ES UNA TEORIA QUE SIRVA PARA EXPLICAR COMO ES EL UNIVERSO, como he tratado de expresar en los comentarios anteriores.

    Por último, en lo circulos cristianos donde yo me muevo, nadie "ilustrado" cree en el "Dios de los huecos", pero hay mucho fundamentalista que se obsesiona con ese absurdo, me temo..

    Un saludo.


    ResponderEliminar
  10. Te informo que el dios de los huecos es la doctrina oficial de las iglesias católica y la anglicana: dios puso en marcha el universo y luego dió el alma a unos homínidos. El resto se lo dejan a la evolución darwiniana. Escucha por ejemplo a los científicos del Vaticano: http://lacienciaysusdemonios.com/2015/08/11/investigadores-cristianos-entre-el-dr-jekyll-y-mr-hyde/

    ResponderEliminar
  11. Pues es un ejemplo poco significativo me parece. Aunque si le digo la verdad no acabo de entender muy bien que tiene ver con nuestro debate. Pero no se preocupe, seguramente es un problema de mi usual torpeza.

    Es cierto que la postura actual de la antropología teológica es la de que el alma espiritual no es el resultado de una ciega evolución de la materia y que, por lo tanto, todo ser humano que llega a la existencia, a lo largo de toda la historia, es querido de forma personal por su Creador. Es un aspecto teológico que intenta aunar el concepto de persona (y en ese concepto se integra ese ser a imagen y semejanza de DIos"),el concepto de creación y el de "evolución de la materia" (desde lo que las ciencias nos aportan) , pero no son aspectos, creo yo, que actuen como " dios tapa agujeros".

    ·"dios puso en marcha el universo y luego dió el alma a unos homínidos"

    Bueno la creación ex-nihilo no se puede identificar simplemente con una "puesta en marcha", pero son cuestiones teológicas que a mí personalmente me interesan más bien poco, y me temo que lo poco que sé de esos aspectos teológicos no es suficiente para poder darle mi opinión. La cosmologia estandard actual dice algo semejente, el Big Bang puso en marcha el universo.

    Por otro lado afirmar que Dios ha creado el primer hombre y la primera mujer ("alma a unos homínidos", como lo expresa usted) quiere decir que "ellos dependen de Dios de forma distinta de cómo depende el resto de lo creado", y con eso se refiere a ese esencial "el hombre ha sido creado a imagen y semejanza de Dios". Lo que se diga más allá de eso, es decir acerca de COMO y QUÉ MANERA ha sido creada tal imagen y semejanza de Dios en el hombre, lo que se diga acerca de esa aparición en el universo de "la semejanza e imagen de DIos" en el seno de una parte del universo (el hombre), está muy bien para disquisiones teologicas y tal..., pero muy probablemente , lo que se haga, creo yo, es decir más de lo necesario para el cristano ( decir que deberia ser hipotético, en revisión, y dando total independencia a la ciencia ) y también probablemente lo que se acab haciendo es falsear el sentido cristiano de el hombre como ser "hecho a imagen y semejanza de Dios" en qué se fundamenta la realción con Dios para el cristiano.

    A mí, eso (lo de ser a imagen y semejanza de Dios) me parece uno de los pilares fundamentales de la doctrina cristiana, absolutamente irrenunciable para todo aquel que procese tal creencia desde tal fe. Y creo que es una perdida de tiempo, al margen de interese teológicos un tanto espurios ( y relacionados con el "pecado original, como bien decia usted en la entrada), centrar el debate sobre aspectos de cómo y cuando Dios ha intervenido para crear el hombre a partir de especies animales precedentes..., y no centrarse en lo auténticamente cristiano sobre este asunto, a saber: la comprensión de qué el ser humano es a imagen y semejanza de Dios, de cómo él se coloca frente a Dios, y no sólo en el primer hombre, sino en todo ser humano.

    Pero, sea como sea, no entiendo en qué sentido eso puede ser tomado como "El dios tapa agujeros".

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Enric
    Por favor déjate de sofismas. La "antropología teológica" (menudo palabro) y todas tus argumentaciones sólo tratan de esconder lo obvio: la mitología cristiana es tan verdadera como la de los indios navajos o groenlandeses, simples invenciones de personas que tenían un cerebro curioso y nada de conocimiento. La gran desgracia es que a lo largo de la historia otros millones y millones de cerebros (como tú) hayan desperdiciado su gran capacidad en perder el tiempo en interpretar lo que es interpretable: la Biblia, el Corán, los textos vedas y ese largo etcétera de "sagradas" revelaciones no son más que literatura de ficción (eso sí a veces muy buena y entretenida) indistinguible de cualquier otra novela.

    ResponderEliminar
  13. Sin entrar en el asunto del pecado original, entiendo que la publicación de la obra de Darwin, al situarnos como una especie más, fue un torpedo a la linea de flotación no solo de la(s) religion(es) cristiana(s) sino de todas las teístas. El que 150 años después sigan existiendo religiones teístas creo que significa 2 cosas:
    1. A los que compatibilizan religión teísta y evolución se les ha oxidado la navaja de Occam.
    2. No importa lo que avance la ciencia, siempre van a existir religiones teístas.

    ResponderEliminar
  14. El Dr. John Sandord, Genetista y Profesor durante más de 25 años de Cornell University, New York, fue evolucionista, ( como muchos otros) pero después en su libro “Genetic Entropy & the Mystery of the Genome” dice que el axioma primario del Darwinismo está totalmente errado y los resultados de las investigaciones que ha llevado a cabo durante todos estos años dan resultados contrarios a dicho axioma. La segunda ley de la Termodinámica se confirma en el genoma humano por medio de las mutaciones que conducen al aumento de la entropía (degeneración).
    Los evolucionistas tratan por todos los medios de hacer encajar la teoría con los avances que se van produciendo y así leemos: El bioquímico evolucionista Franklin Harold escribió: "Debemos confesar que actualmente no hay ninguna explicación darwiniana detallada de la evolución de ningún sistema bioquímico o celular; sólo hay una variedad de especulaciones ilusorias".En Genética, pese a la contradicción entre Mendel (cuyos experimentos si son contrastados) y Darwin, Theodosius Dobzhansky publica su Genética y el Origen de las Especies, donde las ideas básicas de Darwin y Mendel quedan reconciliadas a gusto de la jerarquía dominante.
    Dr. Michael Denton, evolucionista: "Sin formas transitivas o intermediarias que puedan conectar las brechas enormes que separan a las especies y grupos de organismos actuales, el concepto de evolución NUNCA PODRIA TOMARSE EN SERIO como una hipótesis científica”, Para terminar : En palabras de Colin Patterson, el paleontólogo Jefe del Museo Americano de Historia Natural, quien en una conferencia manifestó su escepticismo acerca del hecho de la evolución. Escribió después: “¿Puede usted decirme algo que conozca acerca de la evolución, cualquier cosa... que sea cierta? Hice esta pregunta al personal de geología del Museo de Historia Natural de Chicago, y la única respuesta que obtuve fue el silencio. Lo intenté con los miembros del Seminario de Morfología Evolucionista de la Universidad de Chicago, un cuerpo evolucionista muy prestigioso, y todo lo que conseguí fue el silencio durante mucho rato...”.A pesar de ello, Patterson aún permanecía siendo evolucionista.
    Igual le ocurrió al gurú de la Evolución Richard Dawkins cuando fue preguntado:” ¿puede Ud. Dar un ejemplo de un proceso evolutivo que haya aumentado la información del genoma?”-se quedó en blanco e hizo el ridículo, este video se puede ver en YouTube.

    ResponderEliminar
  15. Juan

    Aunque podrías haber leido algo simplemente en la Wikipedia para ver las abrumadoras pruebas te informo que a día de hoy al Teoría de la Evolución es tan cierta como de la Relatividad. Esos "científicos" que indicas son tan minoritarios, y lo que es más cierto, tan absolutamente desacreditados que nadie les hace caso en el mundo científico.

    ResponderEliminar
  16. ESOS CIENTIFICOS SON EVOLUCIONISTAS CONVENCIDOS y Colin Patterson, es nada menos que el Jefe del Museo Americano de Historia Natural y por si no le suena, Richard Dawkins es junto con Stephen Jay Gould las 2 figuras mas relevantes del evolucionismo actual o neodarwinismo.
    EJEMPLO: Carta firmada por todo un departamento de Biología “evolutiva ”EN APOYO AL EVOLUCIONISMO, lo cual ya es sospechoso de tendenciosidad o al menos de una intencionalidad sesgada. A estos investigadores les recordaría que la Ley de Pascal o el Teorema de Bernoulli no necesitan firmas de adhesión puesto que son demostrables experimentalmente y no necesitan ser respaldadas.

    ResponderEliminar
  17. Normalmente aparecen siempre débiles mentales dudando de la ciencia, ciencia esta que termina con las pandemias que surgen, como hoy en día con el problema del zika virus, que sin dudas la ciencia va a resolverlo, y como siempre, su solución va ser gracias a las rezas y dios y la ciencia será vista como un instrumento gracias a dios.
    Siempre aparece un imbécil como en el caso de Aldrin, que no se quiere someter a tanta ignorancia ni quiere responder a preguntas idiotas de gente ignorante al más no poder. (http://ecodiario.eleconomista.es/internacional/noticias/5954951/07/14/Video-Buzz-Aldrin-suelta-un-punetazo-a-un-periodista-que-le-persiguio-acusandole-de-no-haber-estado-en-la-Luna.html).
    Pero con respecto a la Evolución, con todo lo que se sabe hoy y ha sido más que demostrado, pueden, los que dudan, hacer el esfuerzo de ver una animación de la reproducción humana, y entender que lo que sucede en nueve meses desde la unión de una célula (o parte de esta) con otra célula, pasando por todos los estados, en menos de 60 duplicaciones, termina apareciendo un ser humano completo (https://www.youtube.com/watch?v=FRJdyfjssA8). Si en nueve meses o menos sucede esto, no se entiende por qué no comprenden lo que puede llegar a suceder en millones de años.
    Como dijo el gran Galeano: “a veces conozco personas y me pregunto… ¿este fue el espermatozoide más rápido?
    O como diría Olavo de Carvalho: “si usted no tiene interés suficiente por el asunto, como para leer algunos libros, ¿por qué es que yo debo tener interés al punto de oír su opinión? …

    ResponderEliminar
  18. A ver Juan te voy a explicar lo evidente. La Evolución tienen el nombre de Teoría porque ha alcanzado el mayor grado de exactitud en la escala científica:
    https://es.wikipedia.org/wiki/Teor%C3%ADa_cient%C3%ADfica
    de tal manera que hubiera algo de verdad en tus disparatadas afirmaciones de que no hay pruebas sobre ella, hace décadas que hubiera sido abandonada en lugar de ser enseñada en la actualidad en todas las facultades de Biología del mundo como la explicación más correcta para entender el desarrollo de la vida. Pienso que deberías estudiar un poco más y dejar de sacar comentarios fuera de contexto.

    ResponderEliminar
  19. Luzisfer

    No conocía la cita de Olavo de Carvalho pero la voy a incorporar a mis conocimientos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Aunque parece ser que es una de sus pocos razonamientos correctos ya que según Olavo Newton, Galileo y Darwin estaban equivocados. Pero así es como se avanza en el conocimiento recogiendo sólo lo correcto de cada pensador/filosofo/científico y descartando sus errores.

    ResponderEliminar
  21. Hola me gustaría saber en que creen los ateos y no en que no creen puesto que si no creen en nada no tienen esperanza y quisiera decirles que aunque hay miles de religiones que han cambiado la verdad por la mentira seguramente el que busca al Dios de la verdad lo hayará y entenderá cual es la verdad y su propósito y no importa que pasó en el jardin de eden o no pero si importa lo que esta pasando en el presente y como el hombre por la avaricia esta olvidando todo hasta a la misma tierra sin embargo intenta buscar otro planeta para mudarse mientras destruye la tierra...a mi me gusta creer que Dios reemplazará a toda la humanidad desobediente como Dios que es y nadie pero nadie puede juzgar por que no somos sino polvo al lado de él y de su energía dinámica que mueve un universo entero sin que se colapse por medio de leyes específicas.

    ResponderEliminar
  22. Yuna

    Si hubieras leído el encabezado de este blog

    " Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente."

    tendrías la respuesta a tu pregunta.

    Y aunque los ateos no creamos en nada eso no significa que vivamos peor, sin otodo lo contrario porque como sabemos cuál es la realidad no perdemos el escaso tiempo de vida de los humanos en perseguir absurdos mitos, ya que eso que tú llamas "esperanza" yo lo llamo engaño porque por ejemplo si tú crees que cuando envejezcas te crecerán alas y podrás volar cuando te fallen las piernas pues lo puedes llamar "esperanza" pero yo lo llamo ignorante autoengaño. Pues lo mismo se aplica a esa "esperanza" de vida eterna que tenéis los religiosos, creéis que porque malgastéis vuestras escasas vidas en "hablar" con una entidad inexistente haceis algo de provecho.

    ResponderEliminar
  23. Yuna

    Y ya respecto a eso de buscar a dios cómo también se comenta en la cabecera ¿cuál de los 2.700 es el único y verdadero? Y por favor no me contestes con esa sarta de estupideces de que tu dios te habla (eso te informo se llama esquizofrenia) o que tu dios le habló a otro pobre demente de hace un par de siglos o milenios.

    ResponderEliminar
  24. YUNA
    Esa historia de la “esperanza” es algo que sin dudas el Ateo no tiene, ya que la inteligencia no lo permite. La palabra esperanza proviene de esperar, y vivir no es esperar. Esperanza es algo que los creyentes tienen para soportar la existencia basada en la ignorancia. Para el Ateo todo se resume a un estado hedonista epicureista, o el estar bien por estar y el placer de vivir ahora y no la idea de una futura existencia post-mórtem adulando, elogiando, glorificando, engrandeciendo y o alabando un ser imaginario eternamente.
    Vamos profundizar. La esperanza hace parte del futuro, como el miedo. Siendo parte de “los tiempos del alma”. De la misma forma que el futuro tenemos el pasado, que no trae nada de nuevo. Siendo el pasado una forma de perder el tiempo en el presente. O sea, en el presente pensamos en el pasado y en el futuro. El pasado sólo nos hace sentir “culpa”, por no haber hecho o por haber hecho algo, y “añoranza”, que para un libre pensador es pérdida de tiempo presente. El futuro nos trae la “esperanza” y el “miedo”, que para un libre pensador es pérdida de tiempo presente. El miedo es algo simple, el devenir es lo nuevo, lo desconocido, y al no estarnos seguros nos sacude la base, que nos deja en un estado de desasosiego desesperador, basados en una idea de sufrimiento psicológico posterior, al cual los creyentes le huyen pensando que tienen un ser imaginario que los protege contra lo nuevo. Pérdida de tiempo.
    Pero lo peor es la “esperanza”. Esperanza proviene de esperar, y esperar es no hacer nada. Los Estoicos determinaban la esperanza con tres atributos: ignorante, impotente y casta. Ignorante porque esperar para ver lo que sucederá, para ver si tiene buena suerte, dejando a merced del porvenir sin saber cómo actuar. Impotente porque el hecho de esperar no te deja mover; quien espera no tiene la potencia para actuar, no tiene el impulso de seguir. Y casta porque no produce nada; nada surge de quien espera, nada nasce de quien espera. En suma, en la esperanza no existe dignidad. Como tampoco en el miedo.
    Por eso para un Ateo el miedo y la esperanza son cosas indeseadas; el futuro no lo esperamos, lo enfrentamos y obtenemos de lo nuevo la energía de existir. El Ateo tiene siempre la expectativa de lo nuevo a cada instante, del descubrimiento constante ya que la vida es un movimiento constante a cada segundo. En cada respiración el aire que respiramos es nuevo, no puede ser viejo.
    Eses dioses que inventan para intentar ocultar el miedo y vivir con esperanza, es negar la única existencia que tenemos para vivir. Para el Ateo y para cualquier librepensador, que para ser así debe haber tenido contacto directo en algún momento con la realidad, la vida es ahora y no después de morir.
    Resumiendo, la esperanza es para mentes con miedo, ignorantes, impotentes e improductivas.

    ResponderEliminar
  25. Yo siempre me he hecho una pregunta espero me la contesten los ateos presentes por acá y es ¿Por qué se entretienen tanto en demostrar la no existencia de un dios o dioses? ¿O mejor aún si no existe hagan algo más provechoso con la capacidad intelectual que tienen? Sé que en la filosofía no se encuentran respuestas, sino más bien, se obtienen más preguntas pero, en vez de eso, podrían estar haciendo avances científicos en otros campos para el beneficio de la humanidad con el gran potencial que tienen , es cierto que si ustedes han descubierto una verdad deben decirla, pero, eso no obliga a las demás personas a pensar exactamente como alguien que les diga o demuestre algo, cada quien es libre de pensar lo que quiera y si alguien quiere creer o no creer está en todo su derecho, es su libertad.
    La existencia de los mitos están en toda la biblia y es un escrito que debe ser interpretado en su contexto porque no es lo mismo leer, por ejemplo este articulo con nuestro contexto actual que un libro escrito hace muchos siglos con el mismo contexto actual, caeríamos en anacronismo, deben de saber eso cada vez que publican un articulo mostrando algún texto bíblico.
    Lo de si es verdad o no lo allí escrito puede ser subjetivo para el que lo lee, porque para algunos no transmite nada cientifico pero les da una verdad para su fe, ya que la biblia hay que aclararlo no es un libro cientifico es un libro de fe y está llena de géneros literarios que no deben interpretarse literalmente, el que se interprete de una u otra manera no le quita la veracidad que para algunos tiene como el que para otros la fe no valga ni las verdades de ella eso no se puede decir que es falso para las personas que han llegado a esa conclusión, solo la investigación exhaustiva en el diálogo puede aclararnos la verdad, no se puede ser tán radical si es el error en el que han caído los teístas lo ateos no caigan en el también.
    Aclaro que esto es solo mi opinión sacada de algunas reflexiones en el estudio por eso he llegado a mi conclusión que ni la ciencia, ni la religión tienen la última palabra, no son verdades absolutas,solo nos pueden dar luz hacia donde orientarnos para obtener la verdad, Si alguna de las dos encerrara al hombre en una manera de pensar ¿Cómo se podría llamar librepensador?
    Saludos.

    ResponderEliminar
  26. Los ateos nos "entretenemos" en luchar contra la religión, porque ella una de las principales causas del atraso mental y social de la humanidad. Además aparte de eso, muchos ateos somos científicos y contribuimos en la medida de nuestras posibilidades al incremento del conocimiento.

    Y ya tu argumento final de que

    " ni la ciencia, ni la religión tienen la última palabra, no son verdades absolutas,solo nos pueden dar luz hacia donde orientarnos para obtener la verdad"

    es erróneo del todo. La religión no orienta nada y nada se puede sacar de ella porque es una respuesta vacía, mientras que la ciencia poco a poco va desvelando los entresijos de la realidad.


    ResponderEliminar