Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

4 de agosto de 2015

Sacerdotes a Marte



Una de las grandes perversiones de la religión es que ha sido capaz de infiltrar todos los aspectos de la vida social, incluso hasta los en principio elementos más refractarios a la irracionalidad, como es el caso del mundo científico.

¿Se imaginan que, como si de la Edad Media se tratara, hubiera que incluir a sacerdotes en cualquier expedición científica? Pues no se lo imaginen porque es práctica habitual. Así hace unos días hemos sabido que la Fundación Nacional de la Ciencia de EEUU, organismo que supervisa la investigación científica estadounidense en la Antártida, ha mantenido durante 57 años un capellán católico en las bases antárticas estadounidenses. Ahora con los recortes se ha decidido que su presencia es del todo superflua. 

Ahora bien, como los estadounidenses están planeando una hipotética misión a Marte, no sería descabellado pensar que entre los preparativos estuviera contemplándose la posibilidad de incluir entre la tripulación a un sacerdote católico o protestante porque parece ser que los norteamericanos son como los exploradores españoles del Imperio de los Austrias, incapaces de salir de casa sin la compañía de un sotanado que les recuerde donde se encuentra lo verdaderamente importante.


3 comentarios:

  1. jajajaj. No sería de extrañar, pero la preparación que se necesitaría para viajar a Marte debe ser brutal (si no me equivoco, todavía no les alcanza la tecnología para ello). No me imagino a un astronauta-sacerdote.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. El fanatismo vence cualquier dura preparacion, entonces es facil imaginarse a un cura astronauta

    ResponderEliminar
  3. Lamentablemente para los descerebrados, y acabando con la infeliz idea de evangelización extraterrestre, la posibilidad de mandar un retardado al espacio es mínima, ya que tiene que pasar por pruebas rigorosas tanto físicas como psicológicas y de conocimiento científico para tener la oportunidad de ser considerado un astronauta. Todo el mundo sabe que un psicópata puede, en cualquier instante, basado en sus alucinaciones, poner en riesgo la misión espacial.

    ResponderEliminar