Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

29 de julio de 2015

Los creyentes estadounidenses rechazan a los ateos por su propia cobardía ante la muerte


Es conocido el rechazo existente en los EEUU hacia los ateos, el colectivo más odiado incluso por encima de los musulmanes a pesar de su asociación real y mediática con el terrorismo islamista. ¿Y por qué? pues parece ser que por la propia cobardía de los creyentes ante la idea de la muerte.

Un reciente estudio en EEUU ha mostrado que si a los individuos se les recuerda sutilmente la idea de la muerte, ello hace aumentar su menosprecio, distanciamiento social y desconfianza hacia los ateos. Además cuando a otro grupo se le pidió que pensaran en el ateísmo ello hacía aumentar los pensamientos sobre la muerte. Es decir, estos estudios proporcionan la primera relación empírica entre las preocupaciones existenciales y los prejuicios anti-ateos. 

Es decir los creyentes rechazan a los ateos porque les hacen pensar en la muerte y quizás les hacen dudar de la existencia de ese supuesto paraíso que les espera cuando hayan dejado este valle de lágrimas. Y aunque se esfuercen en creer que hay algo más allá, parece que ningún religioso lo tiene nada claro, porque yo hasta ahora no he conocido ni he oído hablar de ningún creyente que acepte la muerte como lo que dicen sus creencias, el fin del sufrimiento y la obtención de la dicha eterna. Yo personalmente si fuera religioso estaría contando los días que me faltan para morirme y llegar al paroxismo celeste. Y por supuesto nada de llorar por los familiares muertos ya que es totalmente incongruente sufrir por alguien que se lo está pasando de vicio en la megacrucero celestial a gastos pagados por toda la eternidad.A no ser claro que en el fondo de su pensamiento no se crean nada de nada la absurda y alienante estafa religiosa. 


2 comentarios:

  1. Realmente, por eso no consiguen aceptar que existan Ateos. Los minusválidos mentales se colocan en el lugar de la otra persona e imaginan lo que pensarían. Al no tener idea alguna de lo que puede ser pensado en el lugar de un Ateo; de no conseguir entender como alguien que no alucine la presencia de un ser superior pueda estar bien, estar vivo, sonriente, etc., etc.. Para los constantemente alucinados es absurdo estar en la piel de un Ateo. ¿Cómo podemos vivir sin miedo?. ¿Cómo podemos sentirnos bien sin la protección divina?. ¿Cómo podemos vivir sin la bendición del señor que nos puede castigar en cualquier momento y eternamente?. Ellos saben que vamos sufrir y esta idea no deja de ser una manifestación mórbida de sus miedos. Vemos en el rostro de los alucinados una cierta satisfacción triunfante al afirmaren nuestro desgraciado destino de sufrimiento en nuestra suerte. Envueltos en un mirar y sonriso diabólico de deleite casi orgásmico al profetizaren nuestra adversidad. Deberían agradecer el hecho de que el día tiene veinticuatro horas; porque si tuviese veinticinco horas, serían más retardados.

    ResponderEliminar
  2. buen mensaje no lo había visto de esta manera, vengo de familia católica recientemente me he convencido de que no existe ningún Dios que nos cuide y nos proteja himnos abastezca de todo lo que necesitemos, nada de esto tenemos Si no es por nuestra propia inteligencia y acción de conseguir lo que necesitamos, estoy plenamente convencido que no existe ningún Dios y estamos solos con nuestra única arma, nuestra conciencia y nuestra diligencia.

    ResponderEliminar