Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

30 de julio de 2015

La perenne estupidez religiosa



Parafraseando el ya famoso dicho del físico Steven Weinberg: con o sin religión siempre habrá gente inteligente haciendo cosas inteligentes y gente estúpida haciendo estupideces. Pero para que la gente inteligente haga cosas estúpidas hace falta la religión.

Porque ¿cómo se puede conseguir que diferentes individuos sean capaces de comerse una trenza de cabello humano, de masticar un trapo sucio o de conseguir que la gente coma serpientes vivas con el argumento de que saben como el chocolate?


Claro que como ya comenté en otra entrada previa, los reverendos/profetas/sacerdotes cristianos pueden llegar a conseguir que su rebaño (nunca mejor dicho) paste hierba como las vacas o las ovejas. Total el cerebro de estos idiotizados creyentes poco se tiene que diferenciar del de los rumiantes.


1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar