Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

13 de junio de 2015

Si la justicia funcionase igual que las creencias religiosas



Los creyentes siempre acuden al manido pero absolutamente erróneo argumento del libre albedrío para justificar la infinita crueldad de su supuesto dios, pero ¿qué pasaría si en la vida corriente y en práctica judicial se aplicaran esos mismos argumentos religiosos?

Pues por supuesto la extorsión sería la norma y los delincuentes camparían a sus anchas tal y como muy acertadamente nos explica este video.

1 comentario:

  1. Este comentario me trajo a la memoria ocurrencias por estas bandas del Brasil, donde matadores que fueron presos, comentaron en sus declaraciones que : “yo no soy dios para decidir quién vive o quien muere; yo sólo les hago un agujero, pero quien decide de morir o vivir es dios”. He escuchado algunos comentarios en varios países sobre la posibilidad de que nuestra muerte está predestinada, como que no podemos morir antes del día cierto. Un comentario común cuando en una catástrofe sobrevive alguien y dicen que “no era su día”. Con tantas religiones por aquí no iría ser diferente. Sabiéndose que 80% de los presos en Brasil son evangélicos, no podríamos esperar otra respuesta. Después de todo, con un dios frustrado, encolerizado y odioso, que quema, inunda, manda plagas, asesina los primogénitos, mata los animales de pueblos enteros, castiga con el fuego eterno, y por si fuera poco, sabiendo de su poder e impunidad determinada por el mismo, manda colocar por escrito todos sus crímenes en un libro que tenemos obligación de leer, para que “respetemos” por miedo u horror. Sus sumisos seguidores determinan eso “respeto” como “amor”. ¿Qué podemos esperar que piensen personas que confunden el terror con el amor?. Las personas que se agrupan en templos no lo hacen por amor y si por miedo. Un ser humano con miedo no sabe lo que es vivir. El amor y el miedo no caben en el mismo lugar. Uno sofoca el otro.

    ResponderEliminar