Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

3 de abril de 2015

Jesucristo tiene la culpa de la astronómica cifra de desempleo paro en España



La Semana Santa es quizás el momento en donde se observan con más claridad las más absurdas actuaciones de los católicos, esos supuestos adultos que sin embargo se comportan como si de tiernos infantes o personas con severas limitaciones mentales se tratara.


Y el mejor exponente de esta absoluta falta de raciocinio son sin duda alguna las procesiones, como es el caso de la ya tradicional del "Cristo del Trabajo", en donde desempleados de toda Granada acuden a solicitar devota y supersticiosamente a una escultura de escayola que les conceda un trabajo.



Y lo más increíble de todo este absurdo comportamiento es que muchos de los asistentes acuden año tras año a pedir empleo. Estimados católicos, ya se sabe que de intelecto no andáis nunca muy sobrados pero si hace uno, dos o tres años que la efigie de cartón piedra no os escucha ¿porqué este año va a ser distinto? ¿no deberíais emplear el tiempo y el esfuerzo en mejorar vuestra formación en lugar de esperar con ansiedad año tras año que llegue la sanguinolenta Semana Santa para buscar el milagro de que un empleador no se dé cuenta de vuestras severas limitaciones y os contrate por vuestra bonita cara?

Así que en resumen ahora ya sabemos la cruda verdad, Jesucristo con su evidente inoperancia es el que tiene la culpa del abultado paro, al menos en Granada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario