Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

31 de marzo de 2015

¿España del siglo XXI o del XVI?



Aunque pensemos que vivimos en el siglo XXI la triste realidad es que España más bien parece anclada en el pasado, casi, casi medieval.

Porque sólo así se puede entender que en una supuesta democracia, en la que todos los ciudadanos tienen iguales derechos, resulte que los católicos sean privilegiados tan descarada e injustamente. Así el gobierno siguiendo ya una vergonzante tradición que se remonta al más oscuro pasado ha indultado, con motivo de la estomagante y sangrienta Semana Santa, a una docena de presos católicos a petición de esas cofradías formadas por idiotizados penitentes y nazarenos, que se mutilan atrozmente tanto el cuerpo como la mente ensalzando la vida y la muerte de un pobre enfermo mental judío de hace dos mil, que en su persistente y evidente locura se creía hijo de una zarza ardiente, de una paloma celestial y de una supuesta virgen adúltera ¡ménuda orgía!. 

Y es para preguntarse ¿es que los delincuentes musulmanes, budistas, ateos, seguidores del diablo o de Batman no tienen derecho a una graciosa redención porqué sí, porque crean o dejen de creer en la particular estupidez de su elección? ¿porqué un delincuente católico puede ser perdonado por la ley simplemente por salir descalzo, arrastrado cadenas y vestido de fantoche tras otros tropecientos dementes que lloriquean lastimosamente porque un judío analfabeto fue ejecutado por presentar evidentes delirios megalomaniacos? ¿no deberíamos también conmutar la pena a ese ladrón o traficante de drogas que apareciera vestido de Supermán o de Pokemon en carnavales?



Y por si fuera poco, nuestro ejército, el encargado de defender a TODOS los españoles, independientemente de su raza, religión o ideas políticas se dedica toda esta semana a desfilar idiotizada y humilladamente en todas y cada una de las espeluznantes procesiones que llevan por todos los pueblos de España a ese cristo sanguinolento, en lo que sólo se puede considerar una muestra de depravado masoquismo que debería ser estudiado profundamente por la profesión psiquiátrica, porque muy bien de la cabeza no deben estar esos miles y miles de frikis que esperan con ansiedad año tras año la llegada de esa atroz representación de dolor, humillación y tortura en la que consiste la demente Semana Santa católica.


3 comentarios:

  1. Y solo faltaba Santa Teresa.
    Por cierto,tú que te conoces todas las vidas de santos (jeje);a ver si nos haces un post sobre lo que hizo esta mujer.

    ResponderEliminar

  2. Y la Guardia Civil se gasta 10 851€ en la peregrinación de 15 agentes a Lourdes.

    España, reserva espiritual de Occidente. Como en los viejos tiempos.

    ResponderEliminar
  3. ... Cierto. Alguien con tiempo y narices debería incoar un proceso penal por ocupación de la vía pública, molestias y escándalo público... pues la solución está en acabar con las manifestaciones religiosas en público de raíz. En caso contrario, dentro de pocos años tendremos dos tazas, cuando los musulmanes, por poner uno, exijan poder rezar en las calles, como ya hacen en algunas ciudades europeas... Si no acotamos, se nos desparrama.

    ResponderEliminar