Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

17 de febrero de 2015

El mapa de la ignominia



Resulta increíble observar que en pleno siglo XXI la blasfemia (ese invento de los fanáticos religiosos para imponer su moral y acallar al disidente) sea perseguida en más de medio mundo.

Porque el mapa que han editado diversas asociaciones humanistas muestra que en el mundo se castiga las ofensas a dioses inventados y profetas alucinados con la pena de muerte en nada más y nada menos que en 13 países, todos ellos islámicos.

Además en otros 31 los que ofendan a las locuras religiosas pueden acabar con sus huesos en la cárcel. Y no se crean que en este grupo están supuestas naciones civilizadas como Nueva Zelanda, Grecia, Alemania, Dinamarca o Islandia.  

También en otros 12 países, entre ellos Canadá, Italia, Irlanda, Austria o Finlandia hay diversas restricciones para evitar que los siempre sensibles creyentes puedan sentirse ofendidos en sus ignorantes creencias. 

En resumen, que muy desgraciadamente todavía queda mucho camino para hacer entender a toda esa caterva de más o menos idiotizados seguidores de las locuras de dementes profetas de la antigüedad que lo suyo no es más ni menos que una deficiencia cognitiva severa que sólo se puede solucionar cuando se cumplan los más elementales derechos humanos de los más indefensos, los niños y así puedan crecer recibiendo una información racional y veraz alejada de cualquier tipo de superstición. 


1 comentario:


  1. Tuve la oportunidad de leer rápidamente, a lo Wody Allen, el libro intitulado “el antisemitismo” de Bernard Lazare, de 1894. Después de ver casi todo lo que dice sobre el sufrimiento judío, desde la idea del pueblo entre los Egipcios, pasando por cinco mil años de historia y de tener mucha esperanza de que acabe el antisemitismo en el futuro, ¿no cabe la posibilidad de que piensen que realmente el dios de ellos no los protege efectivamente?. Después de sabernos que somos todos descendientes de seres en común, ¿No se dan cuenta de que no existe ninguna raza?, y si queremos insistir en razas diferentes por la tonalidad de la piel o los ojos estirados, ¿Cuál sería la raza judía?. Es ridículo pensar en una raza judía, ya que hay judíos blancos y negros. ¿No está en la hora de parar con esas fantasías estúpidas que provocan disputas y violencia entre seres de la misma especie?. ¿Desde cuándo alguien puede ser considerado diferente por leer libros diferentes?. ¿Existe la raza cristiana o musulmana o budista?. Por qué no se dejan de joder y caen en la real para vivirnos de forma digna y benigna en este mundo único para nuestra especie y nuestra época. Posiblemente los que estamos vivos hoy, no tengamos la oportunidad de ver otros mundos posibles de sobrevivencia humana. Podíamos ser más humanos, en el sentido de compasión, humanismo, misericordia, clemencia. Por favor dejen de discutir cual es el dios más fuerte que nos estamos quedando sin mundo. Podíamos usar toda esa energía para resolver los problemas mundanos, en vez de producir armas más poderosas para matarnos entre nosotros. ¿Cómo podemos considerarnos inteligentes cuando nos matamos por ideas?. Los libros supuestamente escritos por ignorantes en la edad del bronce, nos mantienen con la cabeza en esa época, con el agravante de tenernos hoy la capacidad de manipular los átomos.
    Todas las religiones hablan del sufrimiento necesario para tener una supuesta vida después de morir. Es una demostración de falta total de inteligencia. Estamos dominados por viejos incapaces, considerados sabios por haber estado la vida toda leyendo e interpretando hedonísticamente un libro considerado sagrado, con graves perturbaciones mentales por causa de la lectura. Creyendo tener una conexión directa con el ser más poderoso del universo, disimulando arrogancia y humildad. ¿Se matan porque son estúpidos de diferentes grupos?
    Llaman de blasfemia al pensamiento lógico racional, y se incomodan con eso. Deberíamos, para comenzar, “comparar” las personas por la inteligencia y no por su estupidez; para un día simplemente olvidarse de la comparación, por ser parte de la estupidez.
    La blasfemia surge cuando no aceptas ser engañado.

    ResponderEliminar