Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

2 de diciembre de 2014

Fascismo español, fascismo argentino

Poco a poco se empiezan a conocer las terribles miserias de esa tan admirada Transición Española.



Porque no contentos con mantener todos y cada uno de los privilegios conseguidos a sangre y fuego de los criminales fascistas españoles, olvidando y humillando de paso impunemente a los millones de víctimas del genocidio franquista, resulta que también nuestra pseudodemocracia se dedicó no sólo a apoyar y financiar a la dictadura argentina sino que además condecoró nada más y nada menos que a 56 altos cargos del criminal régimen argentino, entre ellos a los máximos delincuentes fascistas Videla y Massera.

Y por supuesto como ocurre con los fascistas españoles, todos esos honores siguen siendo válidos y legales porque ninguno de los múltiples gobiernos españoles ha tenido la decencia de retirar esas condecoraciones manchadas de sangre. Así que ya ven, en España todo el honor y la gloria para el fascismo sea este patrio o extranjero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada