Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

11 de noviembre de 2014

La gestión privada es siempre más barata que los servicios públicos ¿seguro?



Desde hace décadas se nos viene adoctrinando en el pensamiento único de que los servicios públicos además de ineficientes son caros y que la única solución pasa por el desmantelamiento del funcionariado y la gestión privada del estado dirigida con criterios empresariales.

Pero los hechos son tozudos y la realidad muestra una y otra vez que los criterios empresariales únicamente conducen a la búsqueda de beneficios, olvidando la eficiencia social y abocando a la destrucción de la base [1, 2, 3, 4 y 5] que sostiene el estado del bienestar, único soporte que permite mantener siquiera mínimamente a millones de personas fuera de la exclusión social, de la pobreza extrema y de la mendicidad, y por extensión a toda la propia democracia.

Pues bien, el propio ministerio de trabajo acaba de reconocer que la gestión privada del departamento de informática de la Tesorería de la Seguridad Social es un ejemplo patente de esa descarada mentira de la gestión privada. Así resulta que los informáticos contratados a través de empresas privadas le cuestan al erario público ¡un 40% más! que los informáticos funcionarios de plantilla. Pero claro, muy seguramente ese sobrecoste se repartirá discretamente entre los dueños de las empresas y los altos cargos de la administración para seguir engrasando la corruptelas de nuestra vergonzante y corrupta clase política española. 


1 comentario:

  1. Y además seguramente, los sueldos de esos informáticos son menores que los de los funcionarios....

    ResponderEliminar