Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

12 de noviembre de 2014

España está podrida de fascismo hasta la médula



Aunque suene a un mal argumento de una película distópica, España es el único país del mundo en donde un criminal genocida nazi podría recibir un homenaje y reconocimiento públicos a pesar de sus terribles crímenes de guerra.

Así, nuestra filofascista alcaldesa de Madrid, la ignorante y cateta Ana Botella, cuyos únicos  méritos han sido ser fecundada cristianamente en repetidas ocasiones por el triste personaje con bigote fascista que es su marido, ha decidido en su ofensiva y criminal visión del mundo rendir homenaje a las víctimas de ETA colocando una placa en honor del asesino fascista Carrero Blanco.

Ahora sólo hay que esperar una calle en Madrid como homenaje en honor a Reinhard Heydrich,  "asesinado" por la resistencia antifascista checa y por supuesto, nuestra alcaldesa promoverá un juicio sumarísimo bajo jurisdicción militar contra esos pobres y abnegados partisanos que cometieron el terrible "crimen" de matar a un genocida nazi, porque según su vergonzante neutralidad, todas las víctimas son iguales, sean éstas los millones de asesinados por el fascismo o los propios criminale, los jerarcas nazis. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario