Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

23 de septiembre de 2014

Tentando peligrosamente a la suerte: un cuento muy actual



Erase una vez un remoto país en donde aparece una terrible epidemia capaz de matar a la mayoría de los infectados y para la cual no existe cura alguna. Y mientras en ese país mueren miles de personas por la enfermedad que se expande sin control alguno, el gobierno de otra nación situada a varios miles de kilómetros de distancia decide llevarse a uno de esos enfermos a la capital de este segundo estado.

Además, por si fuera poco, el enfermo altamente contagioso es llevado a la ciudad más poblada del reino, la capital y es ingresado en un viejo hospital que se estaba desmantelando y que no dispone de medidas adecuadas para tratar a este tipo de peligrosísimos enfermos. Por supuesto el personal sanitario que lo va a atender no ha recibido formación específica alguna, salvo unas fotocopias, y debe seguir atendiendo a la vez al resto de los enfermos hospitalizados en el centro médico. Y cuando ese pobre primer enfermo muere, entonces el gobierno de ese país decide volver a traerse otro enfermo muy grave aquejado de la misma terrible dolencia.

Ahora solo esperemos que este cuento tenga un final feliz y no se convierta en una terrible pesadilla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada