Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

30 de septiembre de 2014

La píldora anticonceptiva con la debida receta del médico es la voluntad de Dios



Dentro de los privilegios religiosos quizás el que choca más frontalmente con la racionalidad es la sumisión a las creencias de las personas o colectivos encargados de velar por el bien público. Y el ejemplo quizás más evidente es cuando un profesional sanitario coloca su religión por encima de su deber con los pacientes en particular y con la sociedad en general.

Así cuando un profesional sanitario abandona los criterios técnicos, basados en el conocimiento científico, supeditándolos a absurdos libros escritos por pobres ignorantes de hace milenios si formación ni conocimiento algunos, únicamente está demostrando su incapacidad para el correcto desempeño de su labor profesional y social. Y un ejemplo evidente de este irracional y muchas veces peligroso comportamiento lo tienen los miembros de la asociación de farmacéuticos católicos, cuya misión consiste en
"Defender y difundir la doctrina de la Iglesia católica con relación al ejercicio profesional de farmacéutico."

Es decir, antes que farmacéuticos son apologistas religiosos tal y como aseguran nuevamente
"Los miembros de la Asociación debemos hacer partícipes de nuestra fe a los demás y dar testimonio en el ejercicio profesional del espíritu cristiano."

Vamos que entras en una farmacia católica a por pastillas para la tos y el galeno te debe transmitir su fe y su testimonio, imagino que leyéndote alguna parte de la Biblia o comentándote la última encíclica papal, más o menos como los testigos de Jehová o los mormones cuando te visitan en casa pero mucho más cómodo para ellos, porque eres tú el que vas directamente a la boca del lobo y encima no puedes salir corriendo hasta que no te entregue el medicamento, por lo que si la necesidad es muy urgente pues quedas a merced del farmacéutico cristiano y de la Epístola a los Filipenses. 

Aunque claro esta asociación también entiende de profesionalidad ya que obliga a sus miembros a
"ser en el trabajo cumplidores exigentes"

pero aquí hay un problema puesto que si su trabajo choca con su moral, por ejemplo en la venta de preservativos, pues entonces directamente se mandan los principios técnicos y profesionales a tomar vientos, se desaconseja su uso y si hace falta se objeta para no vender tamaños instrumentos del Diablo, recomendándose en su impío lugar el uso de "anticonceptivos naturales" que según su web
" Tienen fundamentación científica. Por tanto presentan una eficacia probada."

¡Que se lo digan a esos padres de los cientos de millones de cristianitos hijos del famoso Método Ogino y similares! que seguro que estarán completamente de acuerdo con la eficacia probada de estos métodos. 

Y si con el tema de la educación sexual la profesionalidad de estos "expertos" escasea profundamente, pues en otros campos sanitarios su ideología es directamente peligrosa. Porque ¿sabían ustedes que hay vacunas que no son éticamente cristianas? y por tanto no pueden ser utilizadas. Pues sí, todas aquellas que para su producción se haya utilizado algún cultivo celular proveniente de un embrión abortado. ¿Y cuáles son esas diabólicas vacunas? Pues tal y como se nos informa nada más y nada menos que casi todas
"Rubeola, sarampión, parotiditis, rabia, poliomielitis, viruela, hepatitis A, varicela y herpes zoster"

Así que ya saben según dijo la Santa Sede sobre este tema
"Se recuerda a los médicos y padres de familia que tienen el deber de recurrir a vacunas alternativas (si existiesen), ejerciendo toda la presión posible sobre las autoridades políticas y sobre los sistemas sanitarios, con el fin de que estén disponibles otras vacunas que no planteen problemas morales. En lo que atañe a enfermedades contra las cuales no hay todavía vacunas alternativas y éticamente aceptables, es obligatorio abstenerse de usar estas vacunas sólo si puede hacerse sin que los niños, y la población en general, corran riesgos de salud importantes."

Y claro la cuestión es qué narices significa eso de "correr riesgos de salud importantes".  Pero eso ya nos lo explicará la Curia Romana cuando se reúna en próximas sesiones científicas bajo la siempre infalible guía de la Paloma Celestial.

Y ya como resumen de la nefasta filosofía de esta cristiana asociación les dejo con un artículo de uno de estos farmacéuticos católicos titulado "Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres" y publicado en la revista oficial de esta asociación:
"Las asociaciones farmacéuticas que defendemos la vida, y sobre todo los miembros de nuestra Asociación Española de Farmacéuticos Católicos, hemos de luchar contra la anticoncepción, en general, no sólo contra la PDS sino también contra la venta de las píldoras anticonceptivas sin la debida receta del médico, porque va contra la voluntad de Dios."

Así que ya saben la píldora anticonceptiva con la debida receta del médico sí que es la voluntad de Dios. Algo vamos avanzando.



No hay comentarios:

Publicar un comentario