Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

20 de mayo de 2014

De vuelta al más rancio nacionalcatolicismo y encima pagado con los impuestos de todos



La justicia andaluza sigue obligando (como si siguiéramos viviendo anclados en el pasado) al estado a financiar colegios sexistas, dirigidos por oscuras sectas católicas y cuya única finalidad es imponer el machismo, la discriminación y el sometimiento en los cerebros de las niñas, para seguir poder seguir perpetuando el patriarcado nacionalcatólico que tan buenos resultados ha dado en estos últimos dos mil años.

Y encima esta discriminadora decisión va contra los más elementales principios, no sólo de igualdad sino de eficiencia puesto que hace ya tiempo la prestigiosa revista " Science" publicó un demoledor estudio que destruía el mito de la segregación por sexo en las escuelas. Este informe concluía sin ambages, que los niños y niñas segregados en este tipo de enseñanza medieval no mejoran nada su rendimiento académico (tal y como mentirosa y machaconamente difunden los acólitos cristianos) respecto a los alumnos de los colegios mixtos y mientras por el contrario, con esta separación se fomenta el sexismo entre los más jóvenes y se refuerzan también los estereotipos ligados a la diferencia de género. 

Pero claro, ¿qué van a saber nuestros iletrados y supersticiosos gobernantes y jueces de estudios científicos?  Ellos tienen bastante con rendir abobada pleitesía a los antidemocráticos e intolerantes cuentos que propagan esos ancianos sotanados, perversores de cuerpos y de mentes, que no han leído nada más que un único libro en toda su vida, ese que cuenta las dementes alucinaciones de unos pobres pastores de cabras y ovejas de los desiertos palestinos.

Así que ya ven, vuelta al más rancio nacionalcatolicismo y encima pagado con los impuestos de todos los ciudadanos, para que los ignorantes supersticiosos de siempre puedan seguir propagando sus antidemocráticas locuras a la siguiente generación. 


3 comentarios:

  1. Pero no solo en Andalucía, en España entera. Ayer, precisamente, estuve viendo el documental sobre las maestras de la república con textos de Josefina Aldecoa, se mencionó este dato y el ponente argumentó que la enseñanza concertada supone en Madrid el 53% mientras que en Andalucía es mucho menor (no recuerdo el porcentaje que dio). También se dijo que esto de la enseñanza concertada no existe en el resto de Europa donde la privada ocupa solo un 2 o 3 por ciento.

    Ignoro la fiabilidad de esta estadística, lo cierto es que constituye un hecho insólito que toda la población tenga que financiar la elitista y sectaria enseñanza de los colegios religiosos. Y lo digo yo que pasé por ellos, desde los tres años hasta el fin de la diplomatura. Después estuve en la universidad pública y me licencié allí en algo diferente, cosa que me vino muy bien para soltar lastre, aunque ya había soltado mucho por mi cuenta.

    ResponderEliminar
  2. España es un caso unico: el estado subvenciona la enseñanza privada catolica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no tan único. En Argentina pasa exactamente lo mismo (lastre de la época colonial). A pesar de no ser un país tan marcadamente religioso como Brasil, Colombia o México, el ciudadano debe pagar para mantener esa misma iglesia que apoyó todas sus sangrantes dictaduras y subvencionar sus centros de indoctrinamiento, los mismos que organizan e incitan a sus alumnos a marchar contra el matrimonio igualitario y el aborto.

      Eliminar