Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

14 de marzo de 2014

La ansiedad nos hace más intolerantes y racistas

De sobra es sabido que los políticos tienden a utilizar nuestros deseos y miedos para conseguir manipular nuestras decisiones, pero lo que acaba de demostrar un grupo de investigadores estadounidenses va mucho más allá poniendo en cuestión nuestra propia capacidad para tomar decisiones sensatas.


Así los científicos seleccionaron a un grupo homogéneo de personas a las que tras mostrar un video relajante de playas paradisiacas y palmeras se subdividió en tres grupos.  Un primer grupo escuchó música relajante, un segundo grupo observó un protector de pantalla con formas abstractas y un tercer grupo fue sometido a escenas de la película "Máximo riesgo" de Sylvester Stallone. A todos los participantes se les midieron diversos valores de la piel para determinar su grado de ansiedad. Como era esperable los individuos que observaron a Stallone es esa angustiosa película presentaron mayores niveles de ansiedad que los que escucharon música o imágenes neutras. Y ahora viene lo importante, al realizar inmediatamente después un cuestionario sobre inmigración, los individuos más estresados fueron los que mostraron opiniones más intolerantes y racistas. Es decir que la simple ansiedad nos hace mucho peores personas puesto que conecta con nuestros mecanismos ancestrales (y egoístas) de reacción y huida. Por eso es que la mejor forma de plantearse problemas complejos nunca es en caliente o en situaciones de stress, en las que nuestra capacidad de raciocino es muy limitada sino nula y es por ello que todos los demagogos y fascistas del mundo tienden a crear estados de ánimo alterados en la sociedad, para que la gente sea lo más visceral y también lo más irracional posible y así conseguir sus siempre deleznables propósitos de enfrentar a unos seres humanos con otros.



2 comentarios:

  1. El enlace está roto. No lleva a la información base.

    ResponderEliminar
  2. Tasmania

    ya está arreglado, gracias

    ResponderEliminar