Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

22 de febrero de 2014

Bill Maher y el Dios de la Lluvia



El célebre cómico estadounidense Bill Maher dialogando con un cristiano renacido sobre los maravillosos milagros del Dios Cristiano de la Lluvia.




6 comentarios:

  1. ¿como que santa claus no existe?!!!
    ¿Como os atreveis a decir eso? ¿Acaso teneis pruebas de que no existen? No, por lo tanto os he refutado jajaja.

    PD: Respetad mis creencias!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Este video me ha dejado conmocionado :O ¿y entonces quien cojones es que el que se infiltra por la chimenea, todas las navidades y me deja unos obsequios????

    ResponderEliminar
  3. Tienen razón quienes han comentado...No se puede ser tan cruel y decir a boca de jarro que Santa Claus no existe!

    ResponderEliminar
  4. Pos claro que papa Noel no existe.....todo el mundo sabe que son los Reyes Magos los que traen los regalitos en navidades.....JUASJUASJUAS!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Hay gente que tiene pasión para arrodillarse y es que la estupidez y la inteligencia van tan unidas que a veces no sabe uno cuando empieza la una y termina la otra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto es muy claro. La estupidez termina cuando la inteligencia comienza. Las propias palabras lo determinan. Ser estúpido es: “que o lo que denota estupidez, que o lo que revela ausencia de inteligencia”. Inteligencia es: “conjunto de funciones psíquicas y psicofisiológicas que contribuyen para el conocimiento, para la comprensión de la naturaleza de las cosas y del significado de los hechos”. Una no puede convivir con la otra.
      Ahora, existe una cierta razón en lo que has argumentado porque no es fácil mantenerse en un estado permanente de inteligencia. Esto denota una energía muchas veces superior a la que podemos tener, por culpa de hábitos, tradiciones, experiencias, costumbres. Pero, a medida que vamos comprendiendo nuestros “fantasmas”, los momentos de inteligencia van permaneciendo más tiempo durante las horas de nuestros días. Y en el momento que percibes que estás siendo o que fuiste estúpido, esa percepción es dentro de la inteligencia.

      Eliminar