Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

6 de enero de 2014

El verdadero regalo de Reyes para la infancia es tener unos padres responsables y sobre todo racionales



Es descorazonador observar como los diversos movimientos anticiencia parapetados tras la fachada de lo natural se expanden como un cáncer descontrolado. Y lo peor de ello es que casi siempre los más perjudicados son los niños, hijos de estos incultos anti-científicos deslumbrados por los rimbobantes pero vacuos conceptos de la vida sana, lo natural y demás palabrería “new age” al alcance de nuestro confortable primer mundo.

Porque aparte de los ya tradicionales movimientos antivacunas de naturaleza religiosa o de marcado cariz neo hippie, ahora la irracional moda del “yo sólo quiero cosas naturales para mi hijo y no le administro toxinas” está llegando a niveles que rozan lo absurdo, como cuando padres de niños recién nacidos con problemas de severa deficiencia de vitamina K niegan que se les administre a sus vástagos enfermos una simple inyección de esta vitamina esencial. ¿El pretexto? pues que las inyecciones aumentan el riesgo de desarrollar cáncer o de que no quieren administrar a sus hijos toxinas. ¿Pero qué narices sabrán estos ignorantes qué es una toxina?

Y desgraciadamente, el resultado de este tipo de analfabetismo científico es que en EEUU en las últimas semanas al menos 4 niños han sufrido peligrosas hemorragias cerebrales, que pueden afectar a su futuro desarrollo cognitivo, únicamente por la cerrazón mental de unos padres, que creen saber más de sanidad y de ciencia que los expertos profesionales que han dedicado toda una vida a estudiar fisiología, anatomía, biología, bioquímica y demás inútiles facetas medico-científicas, sólo aptas para engrosar la cuenta de beneficios de las malvadas multinacionales farmacéuticas, cuando todos sabemos que con aire puro, vida sana, zumos de fruta y meditación transcendental desaparecerían todas las enfermedades que nos llevan asolando desde milenios. 

Y ya para terminar les dejo con un par de diálogos antológicos del Dr House con madres, que resumen toda esta nefasta filosofía que antepone las creencias de los padres por encima de la salud de los hijos y en contra del criterio profesional del médico.

El Dr House pregunta a la madre de un niño por qué no sigue la prescripción médica

Doctor House: ¿Ha usado el inhalador?

Madre del niño: No, hace días que no. Como tiene 10 años, me preocupaba que tomase un medicamento tan fuerte tan a menudo.

Doctor House: Puede que a su médico también le preocupara cuando se lo recetó, lo habrá hecho para paliar el nocivo efecto de no respirar. Los niños se acostumbran al oxígeno y luego no hay quien se lo quite.


El Dr. House pregunta a una madre por qué no ha vacunado al bebé

Madre: Las vacunas no se le han aplicado

Doctor House: ¿Cree que no sirven?

Madre: Creo que una compañía farmacéutica multinacional quiere que piense que sí. Pero para su beneficio.

El doctor House toma un juguete del bebé con el que éste estaba jugando y lo examina.

Doctor House: Todo natural. El no usar tintes es bueno. Juguetes naturales para niños. Esas compañías no marcan arbitrariamente a sus ranas, no mienten al decir cuánto gastan en investigación y desarrollo, lo peor que podría reprochárseles sería fabricar una rana aburrida. ¿Sabe de otro muy buen negocio? Ataúdes diminutos para bebés. Los pueden meter vestidos de rojo o verde eléctrico. En serio. Los anticuerpos de mami solo protegen al niño por seis meses. Por eso grandes compañías intentan engañarla. Creen que usted gastará lo que ellos digan por mantener viva a su hija. ¿Quiere cambiar eso? ¡Demuéstreselo! Si otros padres como usted decidieran dejar morir a su hijo que dar cuarenta dólares por una vacuna, ¡créame!, los precios bajarían muy rápido.

P.D.

Entrada especialmente dedicada a la infancia en este día tan especial de ilusión. Que los Reyes Magos os traigan unos padres responsables y sobre todo racionales.


4 comentarios:

  1. He citado tu espacio en una entrada referente a; escepticismo y religión, realizada sobre el pasado día de reyes (de carácter algo personal)
    http://elreflejoenlaventana.wordpress.com/2014/01/07/dios-te-busca/

    ResponderEliminar
  2. Perdona ha saltado el perfil de mi compañera; soy 1vin. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. El doctor House como siempre intentando eliminar toda enfermedad, aunque el fanatismo religioso es muy difícil, cuando se ha apagado el cerebro es casi irreversible.

    ResponderEliminar