Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

23 de noviembre de 2013

Tu religión podría ser simple basura

Un video para que los creyentes en los diferente dioses reflexionen (si pueden) acerca de sus creencias.



4 comentarios:

  1. Ya pero no pueden porque las creencias no resisten la reflexión así que difícil se lo pones. La gente que cree se niega a reflexionar porque si piensa y reflexiona sus creencias se desmoronan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. eso es lo bueno de la fe puedes ser un lider como hitler y con pretextos religiosos puedes ser todo lo que quieras o incluso copiar a la mitologia griega diciendo que eres el hijo de Dios solo porque te han torturado como más tarde lo harian sus sucesores en la inquisición.

      Eliminar
  2. La religión es la peor basura que el hombre ha creado, claro despues de la creación de la idea de "dios".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes de crear la idea de dios/es, de acuerdo a Pepe Rodríguez, apareció la idea de la vida después de la muerte.

      Eliminar