Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

12 de septiembre de 2013

El colmo de la sumisa alineación religiosa: un transexual musulmán



Aunque en el increíble mundo de la religión ya nada debería sorprendernos, algunos comportamientos de ciertos incalificables individuos pueden llegar a reunir tales cotas de sumisión, humillación y alineación casi imposibles de superar.

Así un soldado varón del ejército británico (que se acababa de convertir en mujer transexual) ha decidido abrazar el Islam ¡Increíble! Si ya es difícil entender como un ciudadano varón del mundo civilizado puede convertirse al Islam, una religión anclada en la más profunda, antidemocrática e intransigente Edad Media, en donde no hay resquicio alguno para los derechos humanos más básicos o para la más mínima libertad de conciencia, ya que en cuanto alguien se aparta de la férrea doctrina inventada por un pastor de cabras pederasta aparece un barbudo ayatola o imán emitiendo un fatwa, la cual faculta y ordena a cualquier verdadero creyente en Alá el acoso, la persecución y muchas veces el asesinato del impío que ha tenido la osadía de pensar con un criterio propio, imaginemos que además ese ciudadano decide libremente unirse al adocenado rebaño musulmán en forma de mujer, para así aumentar el dominio y la opresión islámica con toda la larga lista de limitaciones, humillaciones y discriminaciones que debe soportar la mujer en el mundo musulmán. Ya sólo falta que a cambio de dos docenas de cabras como dote, nuestr@ protagonist@ se convierta en la tercera o cuarta esposa de un viejo y desdentado pastor de cabras talibán de los desiertos afganos para que su dicha sea completa, aunque lo mismo en cuanto su esposo descubra su peculiar sexualidad acaba lapidada por una congregación de verdaderos creyentes musulmanes un viernes a la salida del rezo en una mezquita de esas inhóspitas tierras.

Les dejo con una reciente fotografía de esta peculiar creyente.


5 comentarios:

  1. Haaaaaaaaaaa......... menudo trastorno. este tipo o tipa se quedó pillao leyendo las aventuras de su famoso compatriota lawrence de Arabia y ahora es lo no va más entre los o las masoquistas......le "hechó" huevos hahahaaaaaaa....

    ResponderEliminar
  2. Buenooo, es fascinante.

    En cualquier caso, y aunque esa sea la viga en el ojo ajeno, se me ocurre una 'pajita' en el propio (sí, ya sé que suele decirse al revés): la interfecta parece una de nuestras occidentales monjas. Al fin y al cabo es el atuendo de las sometidas mujeres de la Edad Media, cristianas o musulmanas, tanto da.

    ResponderEliminar
  3. A ver si ahora no se le va a poder criticar su transexualidad y sí su religión;vive y deja vivir,que haga lo que quiera con su vida.

    ResponderEliminar
  4. en este caso, la línea entre el fanatismo y la razón no se transgrede, se difumina...

    ResponderEliminar
  5. De todas maneras,aunque el/ella/lo que sea puede hacer lo que quiera con su vida,no os habéis planteado que a lo mejor es suicida y quiere morir lapidado/ada/lo que sea.

    Quien sabe...

    ResponderEliminar