Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

26 de mayo de 2013

Mendigando por la ciencia



Este es el provocador pero muy realista slogan de la campaña iniciada hoy en la madrileña Puerta del Sol por el colectivo de jóvenes investigadores para denunciar el abandono y la práctica sentencia de muerte del sistema científico español que nos está llevando directamente al tercer mundo. 


Mientras España tiene miles de investigadores altamente cualificados en paro o en pésimas condiciones de subcontratación a los que no es capaz de sacar provecho alguno, aún cuando su formación ha costado al erario público más de cien mil euros por persona, otros países más avanzados y desarrollados están aprovechándose de nuestro tejido científico tan duramente creado contratando a estos jóvenes investigadores brillantes, capaces y muy motivados para engrosar sus ya de por sí bien dotados equipos investigadores. Así donde nuestros ignorantes ministros Wert y Báñez ven positivo que miles de nuestras mejores mentes abandonen el país para ya nunca volver, la triste realidad es que España pierde a la larga un brillante capital humano y que además se lo regala a las grandes potencias económicas y científicas mundiales.  Y luego dentro de unas décadas nos extrañaremos de que sigamos anclados en la cultura económica del turismo de playa y el ladrillo. ¡Ah que se olvidaba! Y en las procesiones de Semana Santa y romerías tan del gusto de nuestros tan piadosos como ignorantes gobernantes.


2 comentarios:

  1. Joder! Parece que estoy leyendo una descripción de la situación mexicana

    ResponderEliminar
  2. cosas veredes, amigo Sancho, que faran fablar las piedras, ...

    ResponderEliminar