Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

21 de mayo de 2013

La dama, la bruja y el mentecato o el conjuro de amor del siglo XXI



Aunque en teoría vivimos en el supuestamente avanzado primer mundo en un época rebosante de información, con bastante frecuencia aparecen noticias sobre el grado de ignorancia y superstición que pueden desarrollar algunos de nuestros conciudadanos que deberían hacernos reflexionar sobre la enseñanza y los mecanismos de difusión de la verdad.

Así un ciudadano normal de clase alta, ya que es un empresario levantino de cierto éxito dueño de varias sociedades hosteleras, inmobiliarias, de atención geriátrica y de viajes se enamora de una mujer que no le corresponde. Y agárrense porque la historia parece sacada de un vodevil del siglo pasado ya que nuestro protagonista, ni corto ni perezoso decide acudir a la consulta de una pitonisa que se publicita como consejera espiritual y "asesora personal-coaching para directivos" signifique esto lo que signifique. Y la consejera le "receta" al incauto un ritual y elixir de amor consistente en lavarse con el agua en la que previamente había estado sumergidas unas flores durante 40 días. Después, debía recoger tierra de un cementerio y frotarse el cuerpo con ella. No me digan que no es para desternillarse, porque nuestro protagonista en lugar de mandar a paseo a la bruja del tres al cuarto realizó obedientemente el ritual, por el que además pagó la bonita cantidad de 165.000 euros ¡sí han leído correctamente la cifra!.  En pleno siglo XXI un mentecato (porque ya me contarán ustedes que otro apelativo puede definir mejor a este incalificable individuo) desembolsa un dineral por un filtro de amor de los de las novelas del mago Merlín o de Harry Potter.


Pero no se vayan que todavía hay más. Nuestro protagonista al darse cuenta de que el conjuro de amor no funcionaba (¿que esperaba, que la dama cayera hechizada a sus pies como en los cuentos de caballerías?) pues decide reclamar a la bruja acompañado de cuatro amigos de tal forma que tuvo que aparecer la Guardia Civil a poner paz y ahora nuestro protagonista está detenido a la espera de cargos. Ven como este señor José Laparra, que así se llama el susodicho, es un necio de los que ya no quedan. No se sí el juez debería inhabilitarlo y nombrar un tutor, porque parece muy claro que tamaño incauto necesita de supervisión constante para intentar desenvolverse con normalidad. Así que les dejo con una foto de este ignorante individuo que pasará a la posteridad como uno de los mayores tontos de este país. Lástima que Calderón de la Barca haya muerto hace ya varios siglos porque de esta estúpida historia hubiera sacado una comedia memorable. Aunque ahora hablando en serio, algo debe ir muy mal en España para que cientos de miles de jóvenes preparados estén en el paro o emigrando mientras individuos como José Laparra son empresarios de éxito.



3 comentarios:

  1. Pues este tio es un empresario de exito del mismo modo que Jesús Gil fué otro de los empresarios de mayor exito de este pais, la construcción y las concejalías de urbanismo de los ay-untamientos de este pais estaban llenas de individuos como este.

    ResponderEliminar
  2. Javi Skywalker

    Completamente de acuerdo contigo. Y desgraciadamente este es el tipo de desarrollo que hemos fomentado, el que permite que un Jesús Gil o un José Laparra cualquiera acabe amasando una fortuna.

    ResponderEliminar
  3. ¿Siglo XXI?
    Definitivamente esto es de la edad media, y yo que me asombraba cuando unos vecinos compraban unos brebajes para que les mejore el negocio.

    Me pregunto si las estrategias de mercadeo, publicidad y negocio del señor este también hacía uso de la "vidente" esta.

    De locos

    ResponderEliminar