Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

29 de enero de 2013

Estrategia racionalista frente a la publicidad de la superstición en la web



En una entrada de La ciencia y sus demonios (al que me unido muy recientemente como autor) que versaba sobre la homeopatía, un lector hizo notar la incongruencia de que en un blog de ciencia aparecieran anuncios de pseudomedicinas u horóscopos. Uno de los responsables del blog respondió que desgraciadamente desde el blog no se podía controlar la publicidad que se insertaba y que el permitir esa práctica comercial ayudaba a pagar el alojamiento del blog en su ubicación habitual. Pensando sobre el tema, y aunque yo siempre he sido partidario de no incluir publicidad para evitar el riesgo de hacer proselitismo desde mi blog de la superstición que combato en todas y cada una de las entradas, al final introduje una reflexión en el apartado de comentarios que voy a desarrollar a continuación.
Generalmente, un blog crítico hacia las supersticiones en cualquiera de sus variantes (religión, astrología, pseudomedicinas, conspiraciones, etc) es visitado por personas bastante racionales y poco dadas a caer en el engaño simple que significa pagar por productos milagro, por cursos de "filosofías espirituales" o por su horóscopo vía web por poner algunos ejemplos del tipo de anuncios que parecen en los mencionados banners. Por tanto el que una persona de este tipo y desde una web racionalista cliquee en estos anuncios de supersticiones y pseudomedicinas tiene una doble ventaja económica. La primera sería que la web ingresaría unos pocos céntimos con cada click, y al final del año ese dinero puede invertirse en mejorar la calidad de la misma (mejor alojamiento web, más visibilidad, etc). Y la segunda razón (que me gusta todavía más) es que al final quien paga por esa publicidad inútil es alguno de los miles de timadores de las pseudomedicinas, curanderos, místicos y sanadores varios. Justicia poética o como dice viejo refrán castellano “quien roba a un ladrón, tiene cien años de perdón”.
Así que a partir de ahora, introduciré publicidad en este blog y haré click en estos anuncios de superstición cuando visite otras webs para contribuir a esta estrategia. Y además he decidido solicitar todo tipo de información por correo postal ordinario de cualquier superstición: boletines sobre homeopatía, revista de los Testigos de Jehová, etc para que así gasten su dinero en enviar información vana, pues no me van a convencer y que después de romper el papel en pequeños trozos los depositaré en el correspondiente contenedor de reciclaje.
Y finalmente animo a quien quiera a seguir este ejemplo, porque si varios miles o decenas de miles de racionalistas realizamos esta estrategia provocaríamos el incremento en los gastos de estos falsarios engañabobos, y a lo mejor sus tentáculos llegan a menos personas influenciables y evitamos que alguien susceptible caiga en sus engañosas redes. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario