Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

7 de noviembre de 2012

Creencia en teorías conspiratorias contradictorias o el colmo de la irracionalidad



Dentro del variado mundo de las supersticiones y de las creencias absurdas, las teorías conspiratorias tienen un lugar privilegiado. Por supuesto, existen infinidad de ellas y prácticamente casi cualquier acontecimiento relevante o simplemente conocido tiene al menos una disquisición conspirativa que llena páginas y páginas de la web y reúne a cientos de acólitos. Generalmente es por todos conocido y hasta aquí no hay nada novedoso, que los seguidores de una determinada especulación conspiratoria suelen ser bastante receptivos a otras explicaciones conspirativas aunque no estén relacionadas de ninguna manera entre ellas, siendo por tanto estos individuos muy propensos a creerse un conjunto más o menos heterogéneo de las mismas. Así aquellos que creen que el gobierno norteamericano está detrás de los atentados del 11S tienden a creer que la princesa Diana fue asesinada deliberadamente, que la llegada a la Luna del hombre es pura propaganda, que el virus del SIDA fue premeditadamente creado en un laboratorio y que los gobiernos esconden las pruebas de la existencia de alienígenas.

Pero por otra parte existen muchas teorías conspiratorias que no sólo no se apoyan, sino que ni siquiera son neutrales entre sí. Es decir existen especulaciones conspiratorias sobre un mismo tema que son marcadamente contradictorias, de tal forma que si alguien cree en una de ellas por pura y simple lógica no debería poder creer en la otra explicación alternativa. Pues bien la sorpresa aparece en un reciente artículo publicado por psicólogos de la universidad británica de Kent en donde han analizado este tipo de teorías conspiratorias marcadamente contradictorias, como por ejemplo las relacionadas con la muerte de la princesa de Gales. Así algunas aseguran que la princesa fue asesinada por los servicios secretos británicos o por enemigos de su novio Al-Fayed y otras simplemente indican que Diana simuló y falsificó su propia muerte encontrándose en la actualidad viva en algún recóndito lugar paradisiaco. Lo normal sería que los sujetos de estudio (en este caso estudiantes de la propia carrera de psicología en Kent) se decantaran bien por el asesinato planificado o bien por la falsificación de la muerte por parte la interfecta. Pues bien, sorprendentemente la mayoría de los individuos estudiados creyeron a la vez que Diana fue asesinada y que también falsificó su propia muerte. 


Los mismos investigadores ingleses estudiaron otras teorías conspiratorias sobre la muerte de Osama ben Laden. Así algunos conspiranoicos del tema sugieren que Osama llevaba muerto varios años antes de su supuesto asesinato en Pakistán a manos de comandos estadounidenses y que incluso sus pretendidas apariciones en video a lo largo de los años fueron montajes de los servicios secretos norteamericanos. Otra teoría afirma por el contrario que ben Laden sigue vivo en la actualidad, puesto que opinan que fue capturado vivo y está retenido por la CIA mientras se le interroga en alguna cárcel secreta del ancho mundo. Es decir o ben Laden está vivo o no lo está a no ser que sea como el famoso gato cuántico de Schrödinger. Pues bien, otro grupo de estudiantes de la misma universidad fueron capaces de aceptar incongruente y mayoritariamente ambas teorías: que llevaba muerto muchos años habiendo sido manipulada su memoria mientras que también está vivo y preso en la actualidad. Como bien indican los investigadores en el título del estudio: “Dead and Alive”.  


Los autores del estudio sugieren que lo importante no es el fondo de las afirmaciones, sino que las personal adeptas a las teorías de la conspiración asumen una estructura conspiranoica de creencias denominada "coherencia global" que funciona como un todo dogmático enmascarando las contradicciones particulares, en donde cualquier nueva teoría conspiratoria independientemente de su significado específico puede incluirse sin verse afectada por la lógica intrínseca de la misma o de su analogía o refutación con las previamente aceptadas favoreciendo por el contrario la aprobación de todas en su conjunto y dejando abierta la puerta a otras nuevas sean estas cuales sean.



3 comentarios:

  1. Me encanta tu blog. Si quieres nos enlazamos mutuamente ;-) -y perdona por la pinta estética del mío pero es que lo estoy remodelando-

    SALUDOS

    ResponderEliminar
  2. Lo que esta claro es que el conspiranoico no es solamente contradictorio en su "creencia", sino que no importa cual sea la verdad "oficial", no la reconoce y es capaz de creer varias posibles verdades aunque entre ellas se rechazen o contradigan en tal de no asumir "la verdad que le imponen".

    ResponderEliminar
  3. Un conspiranoico es un ser tan creíble como un astrólogo, un quiromántico, etc. y tiene menos argumentos que la gitana que lee las cartas en la plaza, la cual, no suele contradecirse.
    Suele darse en personas que ni cotejan las informaciones, ni están bien informados; pero les encanta leer, no a todos ya que algunos leen cosas sobre falange, todo lo que escribe J.J.Benítez.
    Según ellos, sus argumentos, no son contradictorios, sino complementarios. Simplemente falacias.
    Breves saludos

    ResponderEliminar