Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

19 de octubre de 2012

Derecho a morir dignamente frente al fanatismo religioso paterno



A una joven con un futuro prometedor en un gran banco norteamericano se le diagnostica un agresivo cáncer cerebral y aunque es tratada con radio y quimioterapia, la enfermedad se desarrolla rápidamente dejándola postrada en un cama y prácticamente paralizada. La joven, a la vista de la progresión de la enfermedad, solicita al equipo médico que se la desconecte de los aparatos que la mantienen con vida puesto que no existe tratamiento alguno. Hasta aquí un simple caso de derecho a una muerte digna sin tener que prologar una terrible agonía, ya que los médicos certificaron que la enferma se encontraba en plena posesión de sus facultades mentales. Pero el problema viene con los padres de la enferma, originarios de Corea (en donde la paternidad tiene todavía un fuerte ascendiente moral) y miembros de la Iglesia misionera de Antioquía, una de las miles de variantes protestantes con un fuerte contenido mesiánico. Para estos iluminados, lo que desea su hija es un pecaminoso acto de suicidio al que había que poner coto. Así que ni cortos ni perezosos tomaron dos decisiones. La primera negarse a que lleve a término la desconexión, por lo que iniciaron una batalla judicial contra su agonizante hija. Y en segundo lugar, con el apoyo de otros miembros de su congregación decidieron que el señor en su infinita y terrible sabiduría tenía un plan para la pobre enferma, por lo que empezaron a rezar por su curación tal y como demuestra la siguiente fotografía



Porque a pesar de lo explícitamente que lo expresó uno de los doctores: "La cuestión no es si la paciente va a morir, sino cómo va a morir", es decir tranquilamente y ayudada por profesionales o entre terribles angustias mientras siente como su cuerpo y su cerebro se va degradando, los fanáticos padres ansiaban y esperaban una curación milagrosa, que en realidad únicamente está provocando más dolor emocional innecesario en la sufriente joven, la cual ahora necesita de todo el apoyo y comprensión de sus familiares. En resumen, la sed de sufrimiento y dolor del insatisfecho y egomaníaco diosecillo judeocristiano nunca es suficiente, pero eso sí dios es amor.  
Y aunque la justicia divina es siempre terrible e inclemente, menos mal que a veces la terrenal cumple su función. Los abogados de la joven agonizante han conseguido que un juez dictamine que prevalece el derecho de la enferma a morir dignamente sobre las cerriles creencias paternas y si estos iluminados no recurren, los doctores podrán desconectar a la protagonista de esta terrible noticia. Descanse en paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario