Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

5 de septiembre de 2012

Demagogia ¿atea o religiosa?


Contestando a un internauta que interpelaba lo siguiente en una de las entradas de este blog
“El principal problema del ateísmo es que el 95% de los argumentos, por lo menos los que he podido ver hasta ahora, son demagógicos”
He descubierto que la respuesta que le di al final, sintetizaba bastante bien mi pensamiento y porqué escribo este blog, por lo que paso a continuación a transcribirla:


Estimado amigo

A ver si leemos el diccionario antes de escribir al tuntún. Demagogia según la Wikipedia es
“apelar a prejuicios, emociones, miedos y esperanzas del público para ganar apoyo popular, frecuentemente mediante el uso de la retórica y la propaganda”
¿No te suena a algo? Claro que sí, es la perfecta definición de la religión en cualquiera de sus variantes. Así que combatir esa demagogia religiosa no puede a la vez ser calificado con el mismo argumento. El ateísmo en general, apela por el contrario a la razón, a la crítica, muchas veces a la ironía y bastantes otras a la descarnada denuncia (que todos los creyentes confunden rápidamente con la ofensa, susceptibles que son los chiquillos) de las locuras del inmovilista pensamiento mágico-religioso. Y nunca implica estafar a los ignorantes o a los incautos con sueños y promesas falsas e irracionales.
En cambio, infantilismo en grado sumo es creer que cualquier dios todopoderoso está perdiendo su infinito tiempo en escuchar cada uno de los lamentos y en atender cada una de las miserables y egoístas peticiones de seres incapaces de convertir los problemas en retos para superarse cada día, de una vida quizás corta, pero lo suficientemente interesante como para no pasarla humillados, esperando cobarde e interesadamente un regalo en forma de milagro o la jubilación eterna con todos los gastos pagados (léase cielo) si se postran adecuadamente ante una estatua torturada, mientras se recitan unas cabalísticas palabras mágicas. Y demagogia (ves como ahora sí que está bien usado el término) es apelar a esos deseos para engañar o estafar a esos pobres ignorantes y así vivir rodeado de sedas, oro y joyas, en un palacio inmenso abarrotado de obras de arte y riquezas varias, bien ubicado en el centro de Roma (léase B16) a expensas de miles de millones de débiles mentales que además esperan cualquier declaración tuya por absurda, demente o antidemocrática que ésta sea para tener un poco de esperanza.
También es imbécil egocentrismo el creerse que el inconmensurable e inimaginablemente viejo universo en el que vivimos se ha creado para solaz y esparcimiento de unos pobres primates que viven unas vidas exiguas a más no poder dentro de la escala cósmica, en un minúsculo planeta, de una estrella anodina, ubicada en un extremo de una galaxia de lo más corriente. Y que por esa prepotencia infantil se persiga y se mate a todo aquel que no esté de acuerdo con estas locuras. Eso sólo puede calificarse directamente de demencia irracional además de criminal.
Como ves yo al menos no trato de granjearme el favor de las masas para vivir a su costa, que en eso consiste la demagogia. Porque después de decirle a la gente ignorante que está perdiendo su escaso tiempo en esta vida, sus limitados recursos económicos y muchas veces su salud para beneficio de demagogos (ahora sí está bien empleado el término), mentirosos y embaucadores con vestidos de fiesta de carnaval, no creo que vaya a reportarme pingues beneficios. Si por el contrario estuviera ahora mismo escribiendo un blog cristiano, o musulmán, o espiritista, o tarotista, etc; es decir de contenido supersticioso en cualquiera de sus infinitas variantes, ten por seguro que muy probablemente sí que le estaría sacando un buen rendimiento económico. La verdad da poco dinero mientras que la mentira es una fuente inagotable de recursos y de placeres tal y como lo atestiguan todos los capitostes de las innumerables religiones que se han inventado a lo largo de la ya dilatada historia humana.



10 comentarios:

  1. La religión es un fenómeno social muy complejo. Está claro que muchos viven de sus mentiras y algunas sectas modernas (y quizás muchas de las religiones antiguas, eso no lo sabemos) han sido creadas descaradamente con ese propósito. Pero tu descripción supone que han sido creadas como un plan meditado y consciente de explotación de sus falsedades y no creo que eso sea cierto en el caso general, ni tampoco que todos sus dirigentes vivan rodeados de lujo y placer. Lo mismo que muchos sistemas políticos o filosóficos han podido ser creados con muy buena voluntad pero han llevado a establecer castas dirigentes explotadoras que en la mayoría de los casos ni siquiera han tenido conciencia de este papel, supongo con muchas religiones ha pasado lo mismo. Entiendo, no obstante, que una idea social utópica o manifiestamente equivocada no puede compararse con la creencia en seres imaginarios que mágicamente nos explican nuestra existencia y destino y que por ello el nivel de desfachatez de las religiones (o sea, su demagogia en el contexto de tu entrada) será siempre superior.

    ResponderEliminar
  2. Juan

    A los hechos me remito. De las que tenemos mejores datos, es decir las más actuales, no hay ninguna duda (cienciología, Moon, etc). En las más antiguas o en algunas sectas actuales yo distingo al profeta o iluminado de turno (Jesús en el cristianismo, etc) que a la vista de su nivel de alucinaciones pienso razonablemente que no eran más que unos pobres enfermos mentales que con un tratamiento psiquiátrico adecuado podrían haberse curado, de aquellos individuos que posteriormente manipularon los supuestos hechos o dichos de los profetas para organizar una estructura de poder que es lo que más les atrae, mucho más que las riquezas aunque casi ninguno las rechaza. Y si no te parece lujo narcisista el vestir absurdas prendas recargadas de oro, joyas y sedas como los jerarcas católicos o tener jet privados y lujosas mansiones como muchos telepredicadores yanquis como en

    http://blog.m633.com/2012/03/los-telepredicadores-paul-y-jan-crouch.html

    pues no se que decirte.

    ResponderEliminar
  3. Te olvidas de lo más importante Ateo, el cómo aprovechando los puestos de poder para influir en los gobiernos de las naciones y que las leyes sean de acuerdo a sus dogmas. Ocurrió en su momento con el divorcio para luego venir uno de los que más fervientemente se opuso y divorciarse (hablo de España), ha ocurrido con el matrimonio entre personas del mismo sexo, se ha reclamado prisión a personas por realizar parodias religiosa como el caso de Javier Krahe, quien por fortuna salió absuelto. En occidente la Iglesia tacha de "desviación" la homosexualidad pero insta al "pobrecitos, hay que ayudarles"; sin embargo, en África, la Iglesia Católica es la que insta a elaborar leyes que criminalicen la homosexualidad.

    También pretenden imponer creencias sin fundamento ni pruebas científicas en las escuelas como que el origen del cosmos sea explicado en la clase de ciencias desde un punto de vista de fe, cuando precisamente la fe no tiene lugar en la ciencia.

    Luego están los casos más drásticos como prohibir conducir a las mujeres en algunos países árabes, se lapida a una mujer por adulterio o se obliga a un violador a casarse con la chica violada. Todo en el nombre de deidades.

    Lo más grave de todo es que la gente lo acepte y lo apruebe. No se paran a analizarlo, no se detienen a pensar por si mismos. Se limitan a obedecer a una entelequia de dudosa y no probada existencia.

    Si las religiones fueran ciertas, si hubiera una deidad ahí arriba y estableciera esas normas y esas leyes barbáricas y arcaicas no sería muy distinta a una dictadura atroz, más atroz que las de Hitler y Stalin juntas.

    ResponderEliminar
  4. JavitoMan

    Completamente de acuerdo contigo, tanto que además he utilizado argumentos similares a los tuyos en diversas entradas de este blog.

    ResponderEliminar
  5. Todo este conjunto de sectas basadas en supersticiones más o menos elaboradas han tenido consecuencias catastróficas para la humanidad. No sólo por sus acciones directas como bien habéis explicado tanto en el post como en los comentarios, sino que además siglos y siglos de creencias míticas han facilitado el camino para, a fuerza de costumbre, llegar a una situación en la que hemos aceptado tantos falsos mitos: el dinero y su poder (trozos d epapel y números en ordenadores, un sistema democrático basado el dominio de unos pocos sobre la mayoría,...).

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Qué le vamos a hacer...

    Generalizar no es bueno, y menos exagerar, y tendría que haber explicado por qué lo he dicho. Es más, como tú dices usé mal esa palabra "demagogia", y el problema al que me referia era que los "ateos" caen en el mismo juego de los creyentes.

    Las fotos de esa entrada, son las típicas que he visto y estoy aburrido de verlas, porque repiten preguntas y planteamientos infantiles, y por eso escribí el comentario. Toda la gente que conozco en persona que se autoproclama atea, no es atea sino anticristiana, se basan en que Dios no existe porque no existe y ya, y me jode porque eso le da bola la los beatos para tratar de estupidez y sinsentido al ateísmo: tú eres tonto y tú más, y tú feo, etc. mi mundo en cuanto a "estas cosas" es quizás demasiado pequeño y por eso metí la pata diciendo eso.

    Comprendo que en este país, como país cristiano o pseudolaico, se cargue contra la Iglesia por ser la religión dominante, pero muchas veces como los religiosos no se plantean la no existencia de Dios por ser una idiotez, nunca he visto que se planteara la existencia por parte de los "ateos" que conozco, aunque sea solo para afirmar la inexistencia de Dios.

    Es más, aquí, en el blog ( no me lo e leído entero todabía y me falta, pero bueno...) veo que van contra de las ideas tergiversadas de las instituciones religiosas que usan su poder "espiritual" -no sé cómo describirlo- para eliminar o excluir a los que no les interesan y conseguir poder político y económico.

    Mira el Escorial, una loca que oía y veía a la Virgen ( no era una estafadora, pues estoy seguro que ella la veía de verdad, no se si en el blog se habla de la relación entre posesiones y enfermedades mentales) y unos tipos vestidos de hábito se frotaron las manos y vieron el negocio, ellos no tienen fe, en el dinerillo sí claro, y se la pela la religión.


    Ateo

    Y respecto al comentario de esta entrada yo no creo que Jesús fuera de ese tipo de "enfermo", solo era alguien que cuando veía una injusticia en su escala de valores no se callaba y miraba para otro lado, quizás algún trastorno tendría, que era mas sensible, no sé si se puede decir que era histriónico, pero sí que fueron sus apóstoles y los que lo montaron todo. Tengo mala memoria para los escritos pero creo que Nietzche escribió algo de eso.

    No era en la película "El sargento York" (1941) (que por cierto, en España se censuró una escena en la que el protagonista ponía en duda si la guerra, matar, era compatible con sus creencias cristianas) cuando se van viendo unos soldados marchando después que el prota hubo matado a unos cuantos alemanes en las trincheras y se ve a uno diciendo(no me acuerdo bien): ha matado lo menos a 50; luego otro: a 100, luego otro... son exageraciones: que un tipo fue que se estaba muriendo atragantado y Jesús le hizo la maniobra Heimlich, pues con el tiempo eso se exagera y se le saca partido...

    JavitoMan
    La descripción de esa posible deidad que que más me convencen han sido la del Ensayo de autocrítica (5) de "El nacimiento de la tragedia" y "Saviour machine" de David Bowie.

    No se si me he equivocado en todo, pero ahí está...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón por el spam pero me di cuenta que la respuesta que me diste daba sentido a lo que defiendes, y que a pesar del o los desafortunados comentarios que haya hecho, nunca quise dar a entender que este blog es demagogia barata, lo contrario incluso.

      Eliminar
  7. Juan Carlos

    Quisiera comentar algunas de las cosas que has escrito. Así:

    "Toda la gente que conozco en persona que se autoproclama atea, no es atea sino anticristiana, se basan en que Dios no existe porque no existe y ya, ... ... nunca he visto que se planteara la existencia por parte de los "ateos" que conozco, aunque sea solo para afirmar la inexistencia de Dios."

    Este argumento se parece mucho al que defienden muchos creyentes: demuestra que mi dios no existe. Y tanto en este blog como en otros muchos ámbitos previamente se ha desmontado esta falacia con los argumentos que se resumen en la ya famosa frase de "lo que es afirmado sin pruebas, sin pruebas puede ser negado" o con la también ya archiconocida analogía de la tetera de Russell. Si yo afirmo rotundamente pero sin pruebas que el gran espagueti volador (¡Oh! santo sea su nombre y alabado quede por toda la eternidad) es el creador del Universo, nadie tiene por qué perder su tiempo en refutar mi absurda demencia. Pues lo mismo es aplicable a Osiris, Zoroastro, Ganesha, o el dios judeocristiano.

    Con respecto a

    "Mira el Escorial, una loca que oía y veía a la Virgen ( no era una estafadora, pues estoy seguro que ella la veía de verdad, no sé si en el blog se habla de la relación entre posesiones y enfermedades mentales) y unos tipos vestidos de hábito se frotaron las manos y vieron el negocio, ellos no tienen fe, en el dinerillo sí claro, y se la pela la religión"

    Estoy de acuerdo con tus apreciaciones y te comento que en el blog hay varias entradas en donde no sólo se comenta la relación entre posesiones y enfermedad mental sino también entre exorcismos y psiquiatría y se muestran algunos estudios recientes que avalan esta tesis de que los profetas que de verdad se creen sus experiencias místicas son pobres individuos con desequilibrios mentales.

    Con lo que no estoy de acuerdo es con tu comentario de

    "Y respecto al comentario de esta entrada yo no creo que Jesús fuera de ese tipo de "enfermo", solo era alguien que cuando veía una injusticia en su escala de valores no se callaba y miraba para otro lado, quizás algún trastorno tendría, que era más sensible, no sé si se puede decir que era histriónico, pero sí que fueron sus apóstoles y los que lo montaron todo. "

    Aunque parece que Jesús tenía buenas intenciones, su comportamiento y muchas de sus afirmaciones si es que son verdaderas (cosa que yo personalmente dudo, puesto que todo sobre si vida fue escrito muy posteriormente a su muerte por acólitos adoctrinados que no le conocieron) apunta a una personalidad claramente desequilibrada (creerse salvador, hablar con su padre, milagros, etc). Con respecto a quién montó el negocio cristiano, pienso que no fueron los apóstoles o los evangelistas ya que con ellos el legado de Jesús no hubiera pasado de ser una secta judaica más de las cientos que pululaban en esa atribulada tierra palestino-israelí. El verdadero artífice de la expansión del cristianismo tal y como lo conocemos hoy fue el famoso Saulo. La única duda que me queda es si lo hizo debido a las secuelas cerebrales de su famoso accidente equino o simplemente ya pertenece a la categoría de avispados timadores de los que hemos hablado.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Ateo

    Tú has dado en el clavo en aunque no me has entendido:

    "Este argumento se parece mucho al que defienden muchos creyentes: demuestra que mi dios no existe. ... Si yo afirmo rotundamente pero sin pruebas que el gran espagueti volador ... es el creador del Universo, nadie tiene por qué perder su tiempo en refutar mi absurda demencia. Pues lo mismo es aplicable a Osiris, Zoroastro, Ganesha, o el dios judeocristiano."

    Quería decir que Dios, o dios, existe en cuanto haya alguien que crea en él; la vida es dura y hay gente que necesita que alguien está ahí, no para ayudar físicamente, sino, simplemente, para aliviar sus inquietudes existenciales o sus penas.

    Como anécdota aparte dejo que una vez se coló el cura del hospital cuando estaba ingresado, sí, se coló, y dejó caer que si era un aviso... que si creo o no... que si tal... que si hay que creer... vamos, que un poco más y que Dios me estaba castigando. Me reí en el momento, pero ahora me parece de lo más mezquino.

    ResponderEliminar
  9. No entiendo muy bien cuál es la presente discusión, pero pedirnos a los ateos dar argumentos para demostrar que Dios no existe sí que es una invitación a meternos en una eterna discusión de argumentos en pro y en contra que no van a ninguna parte. Simplemente me parece muy raro que Dios existiera y no fuese evidente para todo el mundo, porque me niego a creer que haya un Dios que se divierta poniéndonos a prueba a ver si le descubrimos o no. También podría ser que existiera y simplemente pasase de nosotros como oculto creador del Universo, pero en ese caso que más da que exista o no, sería una curiosidad indetectable y más allá de nuestros sentidos. Y también me niego a creer en Dios por confianza en unas personas que me aseguran que existe y les ha dicho lo que hay que hacer, más aún cuando ese Dios se presenta en más variedades y formas que los productos Danone y lo que dice que hay que hacer siempre coincide la ética más conveniente en cada cultura.

    La pregunta de si nos hemos dado una oportunidad a considerar que Dios existe puede tener sentido para algunos en este país, pero no aún para la mayoría que nos hemos criado en una religión concreta. Y con ello va la tercera respuesta, una vez que los ateos descartamos la existencia de Dios, somos antirreligiosos porque consideramos las religiones mentiras institucionalizadas y nos creemos en la obligación ética de combatirlas. Y como aquí la religión predominante es la cristiana es lógico que seamos anticristianos. Claro que tal y como están las cosas también hay que dar de vez en cuando algún que otro palo a la religión musulmana y cualquier otra que pueda amenazar.

    ResponderEliminar