Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

6 de febrero de 2012

Otra nueva pseudomedicina


Leo un nuevo caso de sorprendente mezcla de pseudomedicina y charlatanería. Resulta que el mejicano Dr. Moncayo ha descubierto un revolucionario método curativo sobre bases absolutamente científicas según nos informa la web Econoticias. El periodista nos adelanta ya que la entrevista con este genio
 “no es un lenguaje fácil de comprender, ni siquiera para personas cultas y leídas. Pero vale la pena el esfuerzo”
 Bueno por lo que he leído siento disentir profundamente con el entrevistador, pero de todas formas juzguen ustedes. La teoría de este “futuro Nobel alternativo” como le describen en el artículo se basa en que
“el dolor crónico es susceptible de ser aliviado instantáneamente con un método sin efectos secundarios, basado en utilizar frecuencias específicas de longitudes de onda, en el espectro de la luz natural y utilizar la memoria del agua como vehículo”
¿Les suena de algo lo de la memoria del agua? Pues sí, es la justificación que se sacó de la manga el inmunólogo Benveniste para explicar la homeopatía, trabajo que publicó en Nature y que como ningún otro científico del mundo incluido el mismo pudo repetir fue retirado y le llevó al desprestigio más absoluto. Porque lo bueno de la ciencia y lo que le diferencia de otras actividades humanas  confiriéndola de una poderosa herramienta en la búsqueda de la verdad es la simple pero efectiva reproducibilidad de los estudios. Si un experimento es cierto, debe poder ser reproducido por otros. Por el contrario, aquellos estudios que no pudieron ser confirmados por científicos independientes de los descubridores originales quedan en el mejor de los casos en cuarentena o directamente son considerados inexactos o erróneos. Pues bien, nuestro doctor ha unido la entelequia de la memoria del agua con el poder de la luz natural para sanar. Mal empezamos.
Cuando el entrevistador le pide que explique su método científico en pocas líneas, nuestro intrépido doctor lanza sin protección ni red la siguiente frase
“La interacción de los contaminantes físicos, químicos o biológicos en el cuerpo humano modifican la absorción de la luz, induciendo en éste cambios que alteran la distribución electrónica de los átomos de hidrógeno en lípidos, glúcidos o hidratos de carbono, lo cual induce cambios en el espectro visible de la luz, provocando una absorción de luz con longitudes de onda ultravioleta lejanos y cercanos a rayos X.”
Así que los contaminantes modifican la absorción de la luz por nuestro cuerpo ¿pero también cuando estamos vestidos? Y ello altera a los átomos de hidrógeno (menos mal que este señor parece no conocer ningún otro elemento químico que si no apañados iríamos) de nuestros componentes básicos. ¿Cómo narices la luz va a penetrar en nuestros tejidos y va a alterar los átomos de hidrógeno? Ni que nos estuvieran friendo con el rayo láser de la estrella de la muerte como en la saga de la guerra de las galaxias. Pero es que además ello hace que absorbamos luz “con longitudes de onda ultravioleta lejanos y cercanos a rayos X”. Vamos lo mismito que el replicante Roy Batty de Blade Runner cuando dice “He visto Rayos-C brillar en la oscuridad, cerca de la puerta de Tannhäuser”. Pero continuemos con la explicación del método científico del Dr. Moncayo
“De lo anterior, las enfermedades crónico degenerativas se originan cuando la glucosa-mina 4, 6 fosfato del colágeno contenida en el ojo y en la piel, cambia su índice de refracción (IR) que es inversamente proporcional a la velocidad de la luz e inversamente proporcional a la longitud de onda, por lo tanto esta luz al pasar por los medios refractarios del ojo, antes de llegar a la retina, ocasiona cambios en la refracción y la velocidad de la luz visible, provocando alteraciones fisiológicas y enfermedades. Es decir, la velocidad de la luz es de 300.000 km/s y el IR en el aire y en el vacío es igual a 1, suponiendo que la cornea y la piel tuvieran IR = 1 no habrían cambios ni en la velocidad de la luz ni en sus longitudes de onda”
Antológico, no me digan que este lenguaje no les recuerda mucho a los geniales y absurdos diálogos de las películas de los hermanos Marx. A continuación y como el entrevistador estará alucinando en colores le pregunta al doctor si puede darnos un ejemplo. Y este ya lanzado contesta
“la córnea cambia su índice de refracción a 1.5 y la luz incidente es de 600 nanómetros, esta cambia a 400 nanómetros, por lo tanto la velocidad de la luz se reduciría a 200.000 km/s, así mismo modifica el spin del electrón en los átomos de hidrógeno de escotopsinas y rodopsinas en la retina, ocasionando la pérdida de la resonancia magnética nuclear e intermolecular del cuerpo con respecto al campo eléctrico, magnético y gravitacional terrestre. Debido a lo anterior, asumimos que los cambios inducidos en los medios refractarios del cuerpo humano (piel y cornea)… provocan alteraciones en el electrón de los átomos de hidrógeno en proteínas, hormonas, carbohidratos, leucotrienos, sustancias inflamatorias, etc., favoreciendo así la aparición de diversas y variadas enfermedades, por ejemplo: artropatías inflamatorias y no inflamatorias, como es el caso de la artritis reumatoide y la osteoartrosis, entre otras patologías.”
Vamos que cuando la córnea frena a la luz “se pierde la resonancia magnética nuclear e intermolecular del cuerpo con respecto al campo eléctrico, magnético y gravitacional terrestre.” Esto suena a problemas y de los gordos, capitán Kirk. Pero no se vayan que cuando el entrevistador (que a estas alturas estará a punto de cortarse las venas) le pide que resuma su terapia nuestro ínclito genio responde
“La investigación realizada está basada fundamentalmente en inhibir o en otras palabras reajustar la anomalía en el IR originadas por contaminantes físicos, químicos o biológicos, de tal forma que, siguiendo los principios físicos, los cambios en la absorción de la luz serían revertidos por inducción de una imagen inversa, postulando que crestas y valles se anulan entre sí, dando como resultado de esta interacción el reacomodamiento de electrones a nivel intermolecular. Por lo tanto, tendríamos una inhibición de la respuesta inflamatoria o mecanismo fisiopatológico de las enfermedades crónico degenerativas.”
Soy científico en activo y me vanaglorio de comprender algunas de las teorías más complejas de la ciencia actual pero la imagen inversa, las crestas y valles anulándose a la vez que remodelan los electrones me supera totalmente. Es difícil expresar tanta palabrería vana en tan poco espacio. Finalmente, cuando se le pregunta por la opinión de la medicina científica, este iluminado responde
“Cuando explicamos el método, previamente lo que hacemos es demostrar su funcionamiento instantáneo. Ello nos otorga la credencial de la evidencia. Una posición desde la que poder atender a sus preguntas sin tener que competir a ver quién tiene razón. La evidencia obtenida por un método empírico es, hoy por hoy, el mejor puente de comunicación científica. A continuación lo que sucede es que nos dan la enhorabuena. Nos animan a seguir. La labor es ardua ya que la mayor parte de mis colegas médicos alópatas no han sido formados en materia de fotónica cuántica.”
Acabáramos, los médicos se rinden a sus pies aunque por supuesto no controlan la maravillosa fotónica cuántica solo al alcance de su preclara mente. Lo dicho, solo cabe esperar su nominación para el próximo premio Nobel de Medicina. Finalmente les dejo con un link del director del Instituto de Investigación Europeo Moncayo que nos resume sucintamente dicha maravillosa terapia. Sin comentarios.


10 comentarios:

  1. Solo del primer parrafo:

    En un lenguaje imposible de entender, lo que parece querer decir es que los contaminantes provocan que los electrones de los atomos de hidrogeno se exciten. Lo cual tiene mucha gracia, por que para cambiar de estado un electron dentro de un atomo hace falta, si solo usamos luz, que es lo que parece querer decir, radiacion ionizante, vulgo rayos x. Vaya, que la luz visible actua como radiacion ionizante si hay contaminantes en el medio. Decir algo asi es no tener ni pajolera idea de fisica atomica. Nada de nada.

    O bien no quiere decir nada de eso y simplemente no quiere decir nada de nada, que es mas probable.

    ResponderEliminar
  2. Más que de los hermanos Marx, yo me lo imagino como el genial Mariano Ozores. :D

    ResponderEliminar
  3. A mí me ha fascinado este comentario:

    "Si aceptamos el hecho de que somos lo que comemos y que no sólo nos nutrimos de alimentos, sino de aire, agua, tierra y fuego, cabe preguntarnos en qué lugar quedó el quinto elemento. La conciencia que los unía y nutría nuestra existencia también espiritual. No a los alimentos transgénicos. No a los pensamientos transgénicos."

    ¡No sabía que mis pensamientos tienen genes! D:

    "ocasionando la pérdida de la resonancia magnética nuclear e intermolecular del cuerpo con respecto al campo eléctrico, magnético y gravitacional terrestre"

    Me pregunto si los astronautas que están en la ISS o los que caminaron sobre la superficie lunar perdieron su resonancia magnética con el campo gravitacional terrestre al salir del planeta.

    Hay que estar ojo avizor con esta gente. Aunque suelen delatarse fácilmente cuando estás familirizado con su forma de venderte la moto.

    Interesante artículo. :)
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. No cabe duda con todo respeto, que este iluminado como así lo describe el único científico del mundo, que relata esta nota, tiene razón pues la teoría newtoniana solo nos habla de un vacio al final del átomo, mas lo que este medico que gracias a esta publicación pronto me pondré en contacto con el, es física cuántica y para nosotros en medicina militar una investigación merece respeto pero sobre todo la oportunidad de comprobarla.

    ResponderEliminar
  5. TCMC

    Espero que estés de broma y tu mensaje sea una ironía porque de lo contrario si encima eres médico deberías estar recibiendo tratamiento psiquiátrico altamente especializado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. para ATEO.

      No se si uno u otro tiene razon, pero tu ultimo comentario si amerita analisis psiquiatrico. Te lo dice un ex comisario del PCUS o PC de la URSS, donde,a poco que alguien disentia de la linea oficial, le mandabamos al manicomio a reeducarse. Asi no teniamos presos politicos!
      Nos gusta ver que nuestro estilo sigue vigente y hemos dejado escuela!

      Eliminar
    2. Resulta fácil derribar teorías sin haber corroborado si su práctica es o no eficaz, pero lo que no ponéis en cuestión es que la medicina oficial NO tiene soluciones para las enfermedades degenerativas como el cáncer, la artritis, la esclerosis o el Crohn...A mi no me parece mal que haya personas intentando buscar por otros caminos. La ciencia oficial no debe pretender poseer la verdad en todo. Muchos inventos empezaron con errores y luego se perfeccionaron... Por cierto, no tengo ninguna enfermedad que yo sepa y me encuentro perfectamente. Simplemente pienso lo que he expuesto sobre la medicina y sobre todas las demás ramas de la ciencia, la filosofía, la astronomía, etc.

      Eliminar
  6. Luisa

    Quizás sea que yo no he podido explicarme correctamente en la infinidad de entradas sobre el tema que escrito en este blog y en la Ciencia y sus Demonios, así que lo intentaré otra vez. NO hay una ciencia oficial sino un MÉTODO CIENTÍFICO que permite diferenciar la CAUSALIDAD de la CASUALIDAD. Y con este método podemos saber si un tratamiento médico es efectivo o no. Por supuesto que la ciencia está siempre abierta a nuevas ideas y conceptos, porque es así como se ha producido el increíble aumento de conocimiento que ahora poseemos. Es así como sabemos que existen los virus, los átomos y los quarks, entes microscópicos que no podemos observar a simple vista.
    Así también sabemos que extrañísimos objetos a miles de millones de años luz de distancia de la Tierra.

    Pero lo que pareces no entender o quizás olvidar es que la ciencia al avanzar va abandonado conceptos erróneos y lo que es irracional de todo punto es decir que alguien puede curar el cáncer o cualquier otra enfermedad con ideas precientíficas basadas en conceptos que ahora sabemos que están equivocados y eso es lo que hacen todos los defensores de esas medicinas holísticas que no se diferencian en nada de la magia medieval.

    ResponderEliminar
  7. Suena a charlataneria , pero parece funcionar...los mantendre informados...

    ResponderEliminar
  8. Yo trabaje con el Dr. Moncayo y pues veia cosas en el consultorio que escapan a cualquier explicacion cientifica, asi que todo lo que puedo decir es que los pacientes en un 95% salian sin dolor y me toco ver a muchos darlos de alta por las enfermedades mas perras de este mundo. Lamento hacer este comentario pero resulta mas facil escupir toda la rabia en comentarios que analizar la informacion y corroborarla.

    ResponderEliminar