Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

22 de octubre de 2011

Steve Jobs o como la ignorancia no conoce fronteras


Resulta que Steve Jobs, fundador de Apple y uno de los individuos más ricos del planeta que ha sido presentado siempre como un hombre genial adelantado a su tiempo y quizás una de las personas que mejor han entendido el poder de la tecnología era en realidad un analfabeto científico total. Ello se desprende de la entrevista realizada en la CBS al biógrafo oficial del mago de la electrónica. Resulta que cuando a Jobs le diagnosticaron un cáncer de páncreas, uno de los de peor pronóstico de curación y mayor tasa de mortalidad, desechó el tratamiento científico habitual consistente en cirugía y quimioterapia optando por la medicina “natural”. Y ello en contra de la opinión de sus médicos (probablemente de los mejores del mundo), familiares y amigos. Si es que la ignorancia no conoce límites, independientemente de la supuesta genialidad de algunas personas. En cambio, inició una terapia a base de zumos de frutas especiales, acupuntura, remedios de hierbas, etc. Vamos lo de siempre. Un conjunto heterogéneo de “tratamientos” que no tienen ninguna eficacia demostrada para intentar curar una enfermedad muy grave y potencialmente letal. El equivalente a un soldado que intenta destruir un tanque enemigo a base de insultos y lanzamiento de huevos. Se ve que como estas terapias “naturales” no eran suficientes, optó también por recurrir a espiritistas. Acabáramos. Los espíritus incorpóreos curando un cáncer. A lo mejor Jobs pensó que el dólar americano es de curso legal en el más allá y podía comprar su curación. Así que al final entre idas y venidas estuvo 9 meses rechazando el único tratamiento que quizás hubiera podido salvarle, ya que sabemos que contra el cáncer lo mejor es siempre iniciar el tratamiento lo más rápidamente posible. Total que ahora sólo queda especular que hubiera ocurrido si hubiera optado por la medicina científica desde el primer momento. Descansa en paz Steve Jobs genio de la electrónica y supersticioso ignorante.


No hay comentarios:

Publicar un comentario