Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

7 de junio de 2011

La imbecilidad de la ciencia católica


Que la única relación posible entre la religión y la ciencia es que la primera parasite a la segunda es un hecho cierto muy a pesar de los ímprobos esfuerzos que realizan algunos pocos científicos cristianos junto con los cada vez menos abundantes creyentes moderados. Para muestra, una reciente noticia publicada en los medios de comunicación españoles. Parece ser que existe en Alemania una Asociación de Médicos Católicos Alemanes (BKA, por sus siglas germanas), cosa que no entiendo ya que los médicos intentan curar las enfermedades mediante tratamientos obtenidos con el método científico mientras que los católicos “pueden” curar únicamente mediante la intercesión de dios, de la virgen, de los santos, etc., en resumen mediante milagros sobrenaturales. Pero ya se sabe el nivel de confusión que inocula el virus de la fe.
Y que se les ha ocurrido a esos insignes médicos de la BKA. Pues como pueden suponer nada bueno. Resulta que han encontrado la cura de la homosexualidad. Sí, así como lo oyen. Yo pensaba que teniendo infinidad de enfermedades cuya cura o simple tratamiento paliativo es desconocido para la ciencia y la clase médica, todos los esfuerzos debían ir encaminados a solucionar algunas de esas enfermedades. Pero parece ser que no, que los médicos católicos no se interesan por ejemplo por curar el SIDA (que es una plaga enviada por dios misericordioso para que no olvidemos nuestras virtudes morales) o el cáncer (menudo rollo, eso mejor lo dejamos para otro día). Se interesan por curar la homosexualidad. Pero esperen un momento, es que la homosexualidad no es una enfermedad como lo dictaminó la Asociación Americana de Psiquiatría en 1973 y la Organización Mundial de la Salud en 1980. Será que los pobres estaban tan enfrascados desde hace mil años en curar esa enfermedad que no se han leído las últimas publicaciones científicas y ahora que han encontrado la cura no les vamos a fastidiar su minuto de gloria con menudencias sobre si es enfermedad o no.
Bueno mejor centrémonos en tan espectacular descubrimiento. Lo primero es saber en qué importante revista científica ha sido publicado nuestro famoso hallazgo. ¿Será en Nature, Science o el New England Journal of Medicine? Pues no señores, tan increíble invento ha sido publicado en una revista alemana de información general llamada Telepolis. Pues mal empezamos si este estudio ni siquiera ha sido aceptado en la revista médica alemana de psiquiatría por ejemplo. Y lo segundo y más importante es averiguar cuál es ese maravilloso tratamiento. ¿Será el descubrimiento de un nuevo fármaco? ¿O quizás uno de esos avanzados usos de la genómica que tan de moda están últimamente? Pues no se ilusionen mucho que el tratamiento es mucho más prosaico. Resulta que la receta consiste en una combinación de curas homeopáticas, psicoterapia y consejos religiosos. Vamos que para este viaje nos sobran alforjas como diría el refrán castellano. A estos iluminados del Espíritu Santo sólo se les ocurre dar pastillas de azúcar en bonitos envases (que a eso se reduce la homeopatía) a la vez que rezan con el supuesto paciente. No parece nada del otro mundo, claro que como están intentando curar algo que no es una enfermedad pues tampoco hay ningún problema. Si lo piensan detenidamente el tratamiento tiene su lógica. Combinemos dos cuentos chinos inventados para controlar y sacar el dinero a los tontos como son la religión y la homeopatía y obtenemos un nuevo engañabobos con el que podemos seguir embaucando al personal. No sé cuantos médicos conforman dicha sacrosanta asociación pero deberían ampliar el uso de este tratamiento porque tan potente remedio descubierto: enseñanzas de la Iglesia Católica, Sagradas Escrituras y estudios homeopáticos parece un coctel perfecto para acabar con todas las enfermedades que asolan el mundo. Y mientras tanto, nosotros los científicos ateos perdiendo el tiempo y lo que es peor, el dinero de los contribuyentes en buscar impíos medicamentos y vacunas paganas.



3 comentarios:

  1. Señor "cientofico-ateo-racionalista, sabes que no hay ciencia sin Dios? Los planteamientos ateo-científicos evolucionistas han dejado de ser fiables, hoy se necesita más FE para creer en ellas que en Dios que se muestra más evidente.
    como ATEO, debes saber que de Dios vienes, por El existes y hacia El vas, no hay otra, no me considero científico pero si amante de la ciencia, y cuanto más hago ciencia más encuentro a Dios. O pudo la ciencia crear hasta la fecha, siquiera una incipiente muestra de vida?
    como RACIONALISTA te contradices, porque buscas apoyar tu razón en solo cosas y hechos que puedas ver, tocar y sentir, eso no es racionalismo, recuerda que el uso de razón te la dio Dios al crearte. Despierta, busca a Dios y tendras respuesta a tus interrogantes.
    Nota: No soy católico romano.

    ResponderEliminar
  2. Ricardo

    "Señor "cientofico-ateo-racionalista, sabes que no hay ciencia sin Dios? Los planteamientos ateo-científicos evolucionistas han dejado de ser fiables..."

    ¿Me podrías indicar en qué libro de texto de biología o en que artículo científico de las revistas "Nature" o Sciencie" se basa tu argumentación?

    " como ATEO, debes saber que de Dios vienes,..."

    Perdón ¿a cuál de los 2.700 que han inventado la fértil imaginación humana te refieres? ¿A Odín, Apolo o Viracocha?

    "... el uso de razón te la dio Dios al crearte"

    Me gustaría mucho que presentaras alguna prueba de esta idiotez. Y por supuesto no me vale eso de que te lo dice tu "corazón" y que lo sabes porque sí.

    He cambiado un poco tu última frase para que tenga algo de sentido, queda así:

    Despierta, deja de buscar a un dios inexistente y así podrás empezar a encontrar respuestas REALES y no malgastarás el poco tiempo de tu escasa vida.

    ResponderEliminar
  3. "El Hijo de Dios fue crucificado, no hay vergüenza, porque es vergonzoso;
    Y el Hijo de Dios murió, es por eso por lo que se cree, porque es absurdo;
    Y sepultado y resucitado, es cierto porque es imposible."

    Escrito por Tertuliano, primer autor cristiano (160 e.c.), y con eso está dicho casi todo, ya que de esta forma llegó a la más magnífica frase que determina de una vez el cristianismo: “creo porque es absurdo”. Siendo así, ¿quieren enseñarnos a usar la razón?. Sólo creyendo que pueden, ya que, como fue dicho, creen porque es absurdo.
    ¿Podemos adjetivarles otros valores más allá de lo absurdo? como por ejemplo irracional, ignorante, arrogante, egocéntrico, ilógico, psicopático, solipsista, sociópata, sumiso, delincuente, deturpado, atrasado mental y zombi, entre otros.
    Un creyente hablando sobre el uso de la razón, es como un eunuco hablando sobre educación sexual.

    ResponderEliminar