Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

3 de abril de 2011

Democracia y religión son incompatibles

La Universidad de Zurich ha realizado un estudio sobre democracia y religiosidad en 30 países. Los resultados son claros como muestra el siguiente diagrama. 



A mayor importancia de Dios en las diferentes sociedades peor es la calidad de la democracia en dichos países. Un resultado absolutamente lógico porque mal que les pese a muchos creyentes una verdadera sociedad justa y democrática sólo puede construirse y mantenerse desde la más absoluta neutralidad religiosa oficial puesto que cualquier privilegio de los adoradores divinos interfiere en los derechos de los demás (sean estos creyentes en otros dioses o simplemente ateos) ya que la mayoría de las religiones actuales son dogmáticas y se autoproclaman únicas y verdaderas siendo como son totalmente incompatibles entre sí. Y por tanto al no poder ser ciertas todas a la vez, chocan irremediablemente entre sí y con aquellos ciudadanos que pensamos que todas están igualmente equivocadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario