Si ya has tratado en tu blog el tema de cualquiera de los artículos que lees aquí, te animo a dejar en la sección de comentarios un enlace o URL que nos lleve hacia él, siempre y cuando no sea para hacer proselitismo de la superstición en cualquiera de sus variantes. Todos ganamos con el intercambio fomentando la discusión racional.

No hay nadie más ignorante e inútil que aquel, que de rodillas y con los ojos cerrados busca una respuesta.


PARA SU INFORMACIÓN: Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdez inventada por ignorantes supersticiosos que no tenga sustento lógico, demostrable, científico ni coherente.

Red Atea

Red de blogs AteosMagufos, Blogs de escepticismo y ciencia

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

6 de enero de 2011

Libro La Especie Elegida de Juan Luis Arsuaga para descargar

Dejo el link de descarga directa del interesante libro sobre evolución de homínidos

6 comentarios:

  1. CristianoDeDios12:12 a. m.

    Dios santo querido, que barbaridad!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias buen aporte en contra de la ignorancia.

    ResponderEliminar
  3. CristianoDeDios, vos y las religiones teístas tienen las de perder ya que gracias a la ciencia y la investigación se sabe el origen del humano y no me vengas con eso de "Dios creó todo y bla bla bla". Ahora decime: ¿qué pruebas tenés de que existe Dios? No me vengas con la Biblia porque es imposible hacer lo que hacian allí. Si ya todos sabemos que no existen dioses griegos, egipcios, etc... ¿cómo pueden decir ustedes los teístas que existe un Dios que ha creado absolutamente todo? Meditalo.

    P.D.: Por favor, si sos teísta, no te pases ni critiques una página atea, es como que yo entre a una iglesia gritando diciendo: Dios no existe,Dios no existe.

    ResponderEliminar
  4. Para cerrar los ojos y ponerse de rodillas hace falta una sensibilidad y una certeza a la que tú, como es evidente, no has llegado.

    ResponderEliminar
  5. ¿sensibilidad y certeza? ¿en qué? ¿en el ratoncito Pérez? Luis, crece y madura que seguramente ya tienes una edad para andar creyendo en cuentos de pastores de cabras.

    ResponderEliminar
  6. Para cerrar los ojos y ponerse de rodillas hay que estar con los ojos abiertos y en pie.
    Cerrar los ojos y arrodillarse en súplica, es totalmente lo contrario a sensibilidad. Ser sensible es estar despierto con todos los sentidos, con la posibilidad de comprender de la mejor manera viable la realidad. Al cerrar los ojos y creer tener una conexión con algo que no está ahí; negando el momento; huyendo del hecho; no queriendo escuchar mas allá de tus propios pensamientos, basados en tus preconceptos, tradición y experiencias; negar el olfato, la piel, los sonidos externos, la visión, ¿Cómo se puede estar sensible?. Ser sensible es tener la capacidad de ver lo que “es”. El resto (lo que no es) es ilusión. Es un juego que sólo puede ser entendido por personas que se iluden. Cuando no tienes la capacidad de ver lo que es y te contentas con falacias, o lo que podría ser, creando un mundo ilusorio con seres imaginados, sin dudas estás muy lejos de la sensibilidad.
    Ser capaz de comprender la realidad es ser sensible. Negar la realidad es ser insensible.
    Cualquier movimiento motivado, y siendo un motivo un esfuerzo, (como el hecho de arrodillarse y cerrar los ojos para llegar a algún tipo de estado) niega la sensibilidad. La sensibilidad adviene naturalmente cuando la percepción tranquila del entorno. Libre de preconceptos. Libre de certezas. Porque para la sensibilidad no se pude tener certezas, ya que la certeza es basada en conceptos determinados conocidos, o sea preconceptos. ¿Cómo puedes ser sensible delante de algo que conoces? Si lo conoces no le das la oportunidad de ser comprendido y por ende, no estás sensible. Sin dudas la certeza es insensible.
    Entonces concluimos que cuando señalas que “es una certeza y una sensibilidad a la que tú no has llegado”, podemos afirmar que al “arrodillarse y cerrar los ojos” es una sensibilidad a la que “nadie” ha llegado.

    ResponderEliminar